Secciones

Actualidad Las fotos del temporal de Barcelona, Gijón y Euskadi

VÍDEO: EL TEMPORAL DE VIENTO Y LLUVIA EN IMÁGENES

El fin de semana ha estado marcado por un temporal de viento, lluvia, nieve e intenso oleaje. Cantábrico, Pirineos y costa norte del Mediterráneo han sido las zonas más afectadas.

Más de 40 provincias han permanecido con avisos por vientos de más de 100 kilómetros por hora, costeros de fuerza 8 y nevadas que incluso en zonas del Pirineo han acumulado medio metro de nieve nueva.

El temporal ha dejado 11 heridos en accidentes, como el de un hombre de 60 años que ha resultado herido crítico al caerle encima un árbol en Salou (Tarragona)La caída de tejados o accidentes de tráfico debido a las malas condiciones meteorológicas han sido los sucesos más comunes.

En Asturias el protagonista ha sido el viento, donde se han registrado rachas de hasta 143 kilómetros por hora y olas de más de siete metros de altura. En Gijón la bahía de San Lorenzo ha dejado imágenes espectaculares como estas.

Los mayores destrozos del temporal de viento

El País Vasco tampoco se ha librado del temporal y se ha podido ver de nuevo una imagen que ya es típica en estas situaciones, el oleaje en el Paseo Nuevo de San Sebastián. Aunque ya ha finalizado el aviso amarillo por viento en zonas expuestas y riesgo marítimo costero, esta noche se han registrado rachas que han superado los 112 kilómetros por hora en San Sebastián, los 114 en Zumaia y los 96 en Irún.

Protección Civil de Donostia comunicó que se realizaron más de cien intervenciones por caída de árboles, cascotes, contenedores, ramas o telas de andamios. Así estaba el mar este domingo en San Sebastián.

La costa del Mediterráneo tampoco se ha librado de las malas condiciones meteorológicas. Los Ayuntamientos de Barcelona, Terrassa y Sant Quirze del Vallès activaron el fin de semana el Plan de Emergencias Municipal, en alerta por viento.

La mayoría de estas incidencias se han producido por la caída de árboles y ramas que han obstaculizado la calzada, con más de 100 llamadas a los bomberos.

Aún así, alguno aprovechó el viento para lanzarse al mar y practicar su deporte favorito.

Te puede interesar: