Secciones

Deportes Las estaciones de esquí se tiñen de blanco

La nieve ha hecho acto de presencia en las estaciones de esquí, que ya miran de reojo la próxima temporada. Todas las fotos

VIDEO: ¡NIEVE Y HELADAS!


Después de un mes de octubre muy seco y con temperaturas casi veraniegas en gran parte de la península, noviembre ha arrancado con frío, viento y nieve.

Aunque la inestabilidad es generalizada, la nieve se ha dejado ver especialmente en el Pirineo, donde en algunas zonas como Andorra se han acumulado hasta 35 centímetros. Ahora habrá que ver si esta nieve aguanta en los próximos días y es suficiente para hacer base de cara al comienzo de la temporada.

El Pirineo occidental ha sido el que más ha sufrido los efectos de las nevadas, donde ha sido obligatorio este lunes al uso de cadenas en varias carreteras del norte de la provincia de Huesca.  Sin embargo, las estaciones de esquí son las grandes beneficiadas del temporal, que han visto las primeras nevadas importantes en lo que va de otoño.

La gran mayoría de estaciones de esquí del Pirineo aragonés y catalán han recibido la ansiada nieve a cualquier cota, aunque los mayores espesores se encuentran a partir de 2.000 metros de altitud.

Las estaciones de esquí reciben la nieve con los brazos abiertos

Intensa ha sido también la nevada en Andorra, dejando un manto blanco sensible en las estaciones de Grandvalira y Vallnord, donde han caído entre 20 y 35 cm de nieve nueva dependiendo de la cota. La fecha oficial prevista de apertura es el 2 de diciembre, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

Por su parte, en Sierra Nevada la nevada de los últimos días ha dado paso a la producción de nieve artificial aprovechando la bajada de temperaturas. La producción de nieve se concentra en el área de Borreguiles, en el entorno de los telesillas Emile Allais y Veleta II, aunque puede ampliarse en los próximos días.