Secciones

Actualidad Las enfermedades que trae el cambio climático a España

El aumento de las temperaturas propicia que algunos insectos transmisores de enfermedades encuentren acomodo en muchos hábitats de nuestro país.

Las enfermedades tropicales que hasta ahora estaban confinadas en las zonas más calurosas del planeta se están expandiendo debido al cambio climático. El aumento de las temperaturas está provocando que en lugares como España se den unas condiciones climáticas adecuadas para la vida de algunos insectos, como el mosquito tigre, transmisores de virus que pueden provocar diversas patologías.

enfermedades-cambio-climatico
enfermedades-cambio-climatico

Así, enfermedades como el dengue, el  virus del Zika o el chikungunya, es más probable que aparezcan en nuestro país en los próximos años. 

“La presencia de mosquitos se viene incrementando en los últimos años debido a factores como el calentamiento global y los viajes internacionales que están favoreciendo su crecimiento y expansión en todo el mundo convirtiéndolos en plagas molestas y peligrosas debido a sus agresivas picaduras y, sobre todo, las graves enfermedades que pueden transmitir a los seres humanos”, advierte a Eltiempo.es Milagros Fernández de Lezeta, directora  general de ANECPLA, la asociación nacional de empresas de control de plagas.

En los últimos meses ya se han registrado en España un total de seis casos autóctonos de Dengue

Una expansión de mosquitos peligrosa

Por ejemplo,  a día de hoy, el mosquito Aedes albopictus, de gran presencia en toda España, sobre todo en la zona del Levante y el arco mediterráneo, tiene la capacidad de transmitir enfermedades como el virus Zika, el Dengue o el Chikungunya, con el consiguiente riesgo para la población.

“Es importante controlar esta especie por su potencial peligrosidad”, detalla Fernández de Lezeta.  Además, no hay que olvidar que en los últimos meses ya se han registrado en España un total de seis casos autóctonos de Dengue.

Nuevas patologías en España por el calentamiento global

Otro de los indicadores de esta delicada situación, fue la localización el pasado verano del insecto Aedes japonicus, mosquito invasor asiático. Este es otro tipo de insecto que puede transmitir enfermedades como el virus de Nilo Occidental, la encefalitis japonesa, virus de La Crosse, encefalitis de San Luis, encefalitis equina occidental, y fiebre del valle del Rift, entre otras.

“La presencia de mosquitos se viene incrementando en los últimos años debido a factores como el calentamiento global»

En concreto, según un informe sobre Evaluación Rápida de Riesgo emitido por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS), el pasado 10 de julio de 2018 se confirmó la primera detección en España del mosquito Aedes japonicus  en Asturias. Una región en la que los expertos aseguran que las características de la producción ganadera, el clima y las condiciones ambientales pueden haber favorecido la presencia y el establecimiento de este insecto transmisor de enfermedades.