Secciones

Escapadas Las 5 capitales de Europa donde te congelarás en noviembre

Noviembre es mes de recoger castañas, de pasear por los bosques y de disfrutar del otoño que empieza a dar sus últimos coletazos.

En Europa, sobre todo en el sur seguimos disfrutando de días estupendos. Es un buen momento para visitar Sicilia, vacío de turistas pero aun con temperaturas suaves, las Baleares o islas del Mediterráneo.

Dependiendo del año y de las condiciones de nieve puede haber algunas estaciones de esquí abiertas pero si lo que os gusta de verdad es el frío, en noviembre ya hay capitales de Europa extremadamente frías y hoy vamos a conocer algunas de ellas.

Moscú, Rusia

Existen muchas razones para visitar Rusia cuando hace frío y una de ellas es que la esencia de Rusia es esa, su clima. Es cierto que en invierno las temperaturas son muchísimo más bajas, pero si no quieres jugártela demasiado noviembre no es un mal mes para experimentar el crudo frío de la ciudad y no “morir” en el intento.

Las temperaturas máximas suelen estar de media en 1ºC y las mínimas en -3ºC ¡Tú mismo!

Helsinki en Finlandia y Reikiavik en Islandia

Pasar frío merece la pena en estas dos ciudades. ¿Por qué? Porque el cielo regala espectáculos inigualables bajo el nombre de auroras boreales.

Aunque el pico máximo de estos fenómenos no se produce en este mes, otra vez más incido en las bajas temperaturas. No es mal momento y no os quedaréis helados de frío. Así pues octubre, noviembre y diciembre, los meses de otoño, es ya plena temporada.

Los meses de invierno – enero, febrero y marzo – son quizá los mejores, pero el que haga tanto frío puede echar para atrás. Y es que hablamos de temperaturas máximas que no pasan, de media, de los 2ºC y de mínimas que registran el mismo valor pero por debajo de cero.

Oslo, Noruega

Si lo tuyo es el frío y la oscuridad, Oslo en noviembre ofrece ambos factores. Si ya el frío es duro, la escasez de horas de luz lo hace aún más difícil de llevar.

Pero ¡oye! hay climas para todos los gustos y Oslo en noviembre también tiene su encanto e incluso puede que veáis alguna nevada si el mes está bien avanzado. Las máximas no pasan de los 3ºC y las mínimas se mantienen entre -1ºC y cero grados, de media.

Bruselas, Bélgica

La capital de Bélgica es otro de los lugares europeos donde más frio hace en este mes. Los belgas  escogen este mes para perderse en alguna casita rural, al amparo de una buena chimenea y una buena cerveza (no saben nada ¿eh?). Si quieres seguir su ejemplo ¡ármate de valor para superar sus bajas temperaturas!

Tallin, Estonia

Tallin, está situada en el golfo de Finlandia, a menos de 100 kilómetros de Helsinki y es una de las capitales europeas más pequeñas.

Los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero son los menos recomendables para visitar la ciudad tanto por el frío, con máximas que no pasan de los 3ºC, como por las horas de luz.

VÍDEO: LAS CAPITALES EUROPEAS MÁS FRÍAS EN INVIERNO

 

Te puede interesar: