Secciones

Actualidad Lágrimas de sirena: las bolitas de plástico que inundan las playas

Estos pequeños trozos de plástico son derivados del petróleo y altamente tóxicos. ¿Qué son y como han llegado a las playas?

VER MÁS. ENORME MAR DE PLÁSTICO EN HONDURAS

¿Sabías que cada kilómetro del océano contiene una media de 74.000 fragmentos de plástico? Las lágrimas de sirena son unos microplásticos redondos que se usan para la fabricación de numerosos objetos como bolsas o botellas de plástico.

Se trata de la materia prima básica que se utiliza en las fabricas de plástico para producir los objetos cotidianos. Se obtiene en las refinerías de petróleo y también tras el proceso del reciclaje. Una vez en las fábricas los fundirán y le darán la forma deseada.

Las minúsculas bolas de este material no llegan a alcanzar los cinco milímetros de diámetro, sin embargo, cada vez están más presentes en nuestros océanos y playas. Aunque muchas son imperceptibles para el ojo humano, otras no, y se han convertido en los habitantes más abundantes en muchas playas del mundo.

Foto: http://vivirsinplastico.com

Estos pequeños trozos de plástico son derivados del petróleo y altamente tóxicos. Llegan a los mares desde fábricas de plástico o incluso al caer desde el transporte por carretera. Una vez sueltos con el viento o las lluvias llegan a los ríos y al mar. La gran mayoría de ellos flotan, por lo que todavía viajan con mas facilidad.

Estos pequeños trozos de plástico son derivados del petróleo y altamente tóxicos

También es habitual que contenedores llenos de pellets caigan al mar, convirtiéndose en una amenaza para los océanos. Al ser muy parecidos a los huevos de los peces son ingeridos por muchos animales marinos.

En algunos países como Escocia se están empezando a tomar medidas y por ejemplo se ha creado un mapa participativo con el número que pellets que se han encontrado personas anónimas en diferentes playas.

Estos pellets son también conocidos como lágrimas de sirena. No es de extrañar que las sirenas lloren tanto al ver como estamos destrozando los oceános. Mientras tanto, los Gobiernos miran hacia otro lado.

VER MÁS. CACHALOTE MUERTO TRAS INGERIR 29 KILOS DE PLÁSTICO