Secciones

Consejos La última tendencia en cosmética para luchar contra el plástico

Conoce el término Just-add-water y cómo puede ayudar a reducir el consumo de plástico.

VIDEO. 10 ALTERNATIVAS PARA QUE USES MENOS PLÁSTICO

España es el segundo país que más plástico tira al Mediterráneo, representando el 95% de los residuos en mar abierto, en los fondos marinos y en las playas.

A pesar de estos datos, actualmente tan sólo reciclamos el 5% del plástico que consumimos y la mayoría incluyen derivados del petróleo.

Para lograr reducir la huella de carbono, en el mundo de la cosmética cada vez se habla más del término Just-add-water, que se traduciría al castellano como «tan solo añade agua». ¿En qué consiste?

Gran parte de los productos de limpieza, higiene y cosméticos están formados en un 90% de agua. Si tenemos en cuenta que este recurso lo podemos encontrar en casi cualquier lado, ¿por qué gastar tanto plástico en los envases y espacio en el transporte?

Transportar grandes cantidades de agua requiere gran parte de plástico como envase para ser transportada, y limita la cantidad de espacio que un medio de transporte puede utilizar en un sólo trayecto.

plástico
Con el just-add-water eliminaríamos gran parte de los envases de plástico

Si eres consciente de cuánto contamina una bolsa de plástico y las emisiones asociadas al transporte terrestre y marítimo, disminuir el tamaño de los productos cosméticos puede ser una solución.

A partir de ahí el término Just-add-water surge de la necesidad de evitar transportar el agua de este tipo de productos y que sea el propio usuario el que la incorpore. Estudios estiman que el espacio a liberar si concentráramos al máximo los productos sería de un 20%.

Concentrando al máximo los productos podemos liberar el espacio en hasta un 20%

A nivel medioambiental las ventajas son claras, con una reducción de la fabricación de pulverizadores y otros recipientes de plástico, así como los gastos de transporte. Tan solo haría falta comprar a granel el detergente concreto, aplicar agua y reutilizar el envase.

El problema que surge es la pérdida de rentabilidad de las empresas que comercializan estos productos. ¿Lo llegaremos a ver?

VER MÁS. LOS GRANDES OCÉANOS DE PLÁSTICO. ¿DÓNDE ESTÁN?