Secciones

Actualidad La razón por la que está haciendo más frío en Madrid que en Hensilki

Estos días el frío está siendo protagonista en España. Es normal, enero es el mes más frío del año pero seguro que lo que no sabías es que está haciendo más frío que en el norte de Europa.

España lleva bajo la influencia de las altas presiones desde las pasadas Navidades. Hemos heredado del 2019 una situación de estabilidad que proporciona días de sol y, en muchos casos ambiente agradable, mientras que las noches son muy frías, con grandes heladas que en algunos casos han llegado a los -10ºC.

Durante este fin de semana llegamos a alcanzar valores de -10.8ºC en Sigüenza (Guadalajara), -10.3ºC en Molina de Aragón (Guadalajara) y -9.6ºC en Cuéllar (Segovia). Durante este lunes estos han sido los valores más bajos:

Durante este inicio de semana el frío continuará, además de las heladas generalizadas en la mayor parte del interior peninsular. Las previsiones nos indican que las mínimas en algunas capitales de provincia pueden ser también gélidas.

Para este martes en Madrid la previsión nos muestra que pueden situarse en torno a los 0ºC mientras que, en Teruel, por ejemplo, encontrarse en -6ºC.

En estas ciudades el frío también será reseñable este martes.

Localidad Temperatura mínima prevista este martes
Albacete -2ºC
Ávila -5ºC
Burgos -2ºC
Ciudad Real -2ºC
Cuenca -4ºC
Granada -3ºC
Guadalajara -4ºC
Huesca -2ºC
Logroño -2ºC
Pamplona -5ºC
Segovia -2ºC
Soria -4ºC
Toledo -3ºC

Estos valores son más fríos que los propios en algunas capitales europeas, donde el frío suele ser la tónica habitual en estos días.

Copenhague o Berlín esperan 5ºC de mínima este martes, Gotemburgo 4ºC, Helsinki o Minsk unos 2ºC y tan solo 1ºC en Oslo y San Petersburgo. En Estocolmo el termómetro podría igual en el valor más bajo del día a la previsión para la capital de España.

La razón: la Oscilación del Ártico

Durante las últimas semanas el índice de la Oscilación del Ártico (AO) ha tomado valores muy positivos.

Esto se corresponde con una potente corriente en chorro del oeste que provoca que las borrascas circulen por latitudes más altas que la nuestra, llegando a Europa por el Reino Unido. Algo que, a su vez, proporciona temperaturas más suaves en Centroeuropa, mientras que en la Península ibérica provoca días soleados y noches más frías.