Secciones

Consejos La radiación ultravioleta podría contener el coronavirus pero precaución este verano con tu piel

Este verano los ciudadanos se enfrentan al sol más desvalidos que nunca ya que la piel no ha contado con el periodo de adaptación a la radiación ultravioleta de otros años

Durante estos meses de pandemia han sido varios los estudios que indican que los rayos solar y la radiación ultravioleta podrían ser factores que ayudaran a mitigar la propagación del coronavirus.

Aunque no son datos aún probados en su totalidad y tampoco está demostrado que el COVID-19 pudiera ‘morir’ durante el verano, los epidemiólogos sí estudian esta relación.

Sin embargo, los expertos en dermatología alertan de un riesgo asociado que podría llegar de cara al verano. Con la estación a la vuelta de la esquina y el progresivo incremento de las temperaturas, dermatólogos y oncólogos ya advierten de que este año la exposición solar deberá hacerse con especial precaución.

Hay que tener en cuenta que ha corrido durante estas semanas el bulo de que exponerse al sol podría ejercer cierta protección frente al coronavirus, una información que no es cierta.

Prevención ante el cáncer de piel

El pasado sábado 13 de junio se celebraba el Día Mundial del Cáncer de Piel y Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) informaba de que cada 4 minutos muere una persona en el mundo por cáncer de piel, un cáncer que se puede prevenir estableciendo unos hábitos saludables y sencillos.

Este verano nos enfrentamos al sol más desvalidos que nunca ya que la piel no ha contado con el periodo de adaptación a la radiación ultravioleta de otros años: se va a pasar directamente del confinamiento a la playa. «Nuestro organismo y sus procesos de generación de melanina se encuentran, debido al confinamiento, en periodo invernal», indican desde la AEDV.

Esta producción de melanina, que depende del impacto de la radiación ultravioleta en la piel, está muy limitada, así como la hiperqueratosis e hiperplasia epidérmica. Todo ello hace que la piel esté más sensible a la radiación UV.

«Proteger la piel frente al sol y vigilarla una vez al mes son la base para evitar su aparición y promover su curación», recuerdan desde esta entidad.

Consejos para tomar el sol correctamente este verano


  • Aplicar el fotoprotector en casa, nunca en la playa o en la piscina.

  • Hacerlo sobre la piel bien seca.

  • Aplicarlo 30 minutos antes de exponerse al sol

  • No escatimar en cantidad

  • Elegir el fotoprotector más indicado según el fototipo de piel

  • Usar crema solar, aunque esté el nublado

  • No exponerse en las horas centrales (de 11 a 15 horas)

  • Protegerse la cabeza con un sombrero o gorro y los ojos con gafas adecuadas.

  • Beber agua y líquidos para evitar la deshidratación

*Recomendaciones marcadas por la AEDV

VÍDEO: TIPOS DE RADIACIÓN SOLAR MÁS DAÑINOS