Secciones

Escapadas La ‘otoñada’: así lucen nuestros bosques favorecidos por las restricciones de movilidad este año

Los parajes naturales de nuestro país se encuentran con menos visitantes lo que permite disfrutar de estampas únicas 

Durante el verano, periodo en el que muchos parques y enclaves naturales se llenaron de gente tras el levantamiento del estado de alarma, la situación ha cambiado de forma considerable en las últimas semanas.

Al igual que ocurrió con el resurgir de la naturaleza durante el primer confinamiento o los sonidos ‘naturales’ que se dejaron escuchar en estos meses, estas últimas restricciones de movilidad entre comunidades ha dejado que muchos bosques muestren este otoño su mayor apogeo en esta época del año.

Estas son algunas de las mejores estampas compartidas durante estas semanas en redes sociales de la ‘otoñada’ en España:

selva-irati-otono

El Castañar de El Tiemblo, en Ávila

Este es el caso, por ejemplo, de El Castañar de El Tiemblo, en Ávila, un enclave único en el Valle de Iruelas que este año se encuentra con muchos menos visitantes que en años anteriores. En este bosque se puede disfrutar del otoño entre hojas caídas y castaños jóvenes y centenarios, en un gran estado de conservación. 

Ver esta publicación en Instagram

El castañar del Tiemblo, precioso en otoño 🍁

Una publicación compartida de escapadasxespana (@escapadasxespana) el

El Hayedo de Montejo, en Madrid

Otro de los espacios naturales únicos que cada mes de octubre y noviembre es el Hayedo de Montejo, en plena sierra de Madrid, a una altitud de entre los 1.400 y los 1.700 metros. Este bosque, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 2017, ofrece una conjunción de flora única en el centro del país como robles,  rebollos, cerezos silvestres, avellanos, abedules acebos, brezos, serbales y sus características hayas de hasta 20 metros de altura y con nombres propios.

La Selva de Irati, en Navarra

Por su parte, en entornos como la Selva de Irati han establecido nuevas medidas para que la visita a este paraje natural sea lo más segura posible. “Siendo conocedores de la gran afluencia en el periodo otoñal, este año, de nuevo, se ha procedido a establecer un protocolo de funcionamiento consensuado entre diferentes agentes del territorio”, apuntan desde Turismo de la Comunidad Foral de Navarra. 

El objetivo de esta estrategia es que los visitantes accedan de manera ordenada y que puedan realizar su visita de una manera satisfactoria, evitando afecciones al entorno y dando una imagen de coordinación, seriedad y seguridad para el visitante, detallan los responsables de la Selva de Irati. 

Este paraje es considerado  el segundo hayedo-abetal más grande de Europa tras la Selva Negra de Alemania,  con unas 17.000 hectáreas situadas en el el Pirineo oriental navarro. 

Real Jardín Botánico, en Madrid

Pero no solo en bosques perdidos se puede disfrutar del otoño. Lugares como el Real Jardín Botánico, en pleno centro de Madrid, goza estos días de una gama de colores única que solo se puede disfrutar en este periodo del año. 

Además, cumpliendo con estrictas medidas de control como horarios de admisión, toma de temperatura en la entrada del recinto, obligación del uso de mascarilla durante todo el recorrido y el manteniendo la distancia de seguridad, el Real Jardín Botánico organizado un año más el programa Naturaleza Encendida, una iniciativa en la que millones de puntos de luz iluminarán el espacio en una experiencia nueva y única para disfrutar al aire libre. 

El «Bosque de Cobre», Málaga

En Andalucía no sólo tenemos playas. Sus bosques lucen más espectaculares que nunca durante esta época del año. Ponemos el ejemplo del Bosque de Cobre, en pleno Valle del Genal, una de las tres grandes zonas geográficas que forman la Serranía de Ronda. Además, esta zona suele tener un gran atractivo para los amantes de las setas (consulta cómo viene la temporada de setas este año).