Secciones

Cambio Climático La Niña se queda hasta 2021 alterando la meteorología de medio planeta

La OMM resalta el impacto que tendrá en América del Sur por las precipitaciones superiores a la media, y por la sequía en Asia

VÍDEO: ¿EN QUÉ CONSISTE EL FENÓMENO DE LA NIÑA?

Durante la segunda mitad de este verano de 2020, La Niña, el enfriamiento de las aguas superficiales del pacífico ecuatorial, ha ido consolidándose para empezar a alterar la meteorología de medio planeta. Esta semana la OMM (Organización Meteorológica Mundial) ha confirmado que el fenómeno oceánico se consolida en esta recta final del año y que es bastante probable que siga con nosotros por lo menos hasta entrado el 2021.

Anomalía de temperatura de la superficie del agua el 29 de octubre de 2020. Fuente: NOAA

Las zonas del planeta que más podrían notar sus efectos son el continente americano, especialmente América del Sur, donde se esperan precipitaciones por encima de la media, y Asía, donde la sequía sería el patrón más notable durante los próximos meses. 

Otras regiones que podrían verse afectadas por los efectos de La Niña son la del cuerno de África con un clima más seco al igual que en algunas zonas de Asia Central. La Niña también afecta otras zonas del planeta, aunque la señal suele ser más débil. En España este fenómeno, puede reducir el régimen de precipitaciones durante los meses de invierno y parte de la primavera.

Impacto más notable del fenómeno de La Niña en la región del Pacífico. Fuente: el tiempo.es

El último informe de la OMM apunta a que La Niña tiene una probabilidad del 90 por ciento de permanecer en Pacífico ecuatorial hasta diciembre y un 55 por ciento de incluso extender su presencia hasta el primer trimestre de 2021. 

La OMM también sigue de cerca el efecto que La Niña pueda tener en las temperaturas a nivel global. 2020 va camino de convertirse en el año más cálido del registro por delante de 2016. Sin embargo, la presencia de agua más fría en una amplia extensión del Pacífico durante los meses de noviembre y diciembre, los dos últimos que se promediarán antes de cerrar el año, podría dejar a 2020 sin récord.

La Niña y el Cambio Climático

Aunque fenómenos como La Niña y también El Niño, son parte de la variabilidad climática natural, el aumento de las temperaturas globales puede atenuar o cambiar los efectos que estos dos patrones producen por el mundo.

En el pasado, La Niña tendía a bajar las temperaturas globales, pero en los últimos años el planeta se ha calentado tan rápido que ese efecto se ha ido diluyendo.

Anomalía de temperatura para el mes de septiembre de 2020. Uno más de varios meses que han batido récords de registro térmico este año. Fuente: NOAA

Probablemente sea demasiado pronto para saber cómo afectará el cambio climático a los patrones habituales de los Niños, pero la investigación empieza a mostrar cómo un clima más cálido, generado entre otros factores por océanos más cálidos, puede amplificar los efectos tanto de El Niño como La Niña.

2020 va camino de convertirse en uno de los años más cálidos del registro. Dependerá en gran parte de cuanto influya el enfriamiento que aporta La Niña, y también del calentamiento que puedan sumar otras regiones oceánicas, como la del Pacífico norte.

  • Mi comentario es que nosotros somos el cambio climático y en ello están estas severas medidas. Con tanta contaminación en todos los sentidos, hay que conseguir y de hecho esta ocurriendo parar al humano que con su actitud

    Responder