Secciones

Cambio Climático La nieve de Antártida se tiñe de verde y estos son los motivos

A medida que aumentan las temperaturas, también lo hace la floración de algas microscópicas verdes

Antártida se vuelve verde debido a la proliferación de algas microscópicas que han ido apareciendo en zonas costeras de la península. Un equipo de científicos británicos de la universidad de Cambridge y de la base Británica en Antártida, han utilizado datos de satélite y observaciones en superficie para calcular la extensión de nieve que se está verdeando. 

Proliferación de algas verdes sobre la nieve de Antártida. Fuente : Gray et al. Nature Communications.

La idea es estudiar como está cambiando la superficie del continente austral y así intentar entender como podrían cambiar algunos ecosistemas a medida el clima de la región se vuelve más cálido. Además, estás algas microscópicas son un elemento clave para la captura de dióxido de carbono vía fotosíntesis. Para que crezcan las algas hace falta que las temperaturas superen los cero grados. Algo que suele ocurrir en ocasiones durante el verano austral, normalmente entre noviembre y febrero. 

Algunas zonas de Antártida se calientan a un ritmo muy intenso

El pasado 6 de febrero, la temperatura del aire medida en la base Argentina Esperanza llegaba a los 18,3oC. Según los registros, se convertía en el valor más elevado desde que se miden temperaturas en el continente austral, superando los 17,3oC de marzo, 2015. Lo curioso, es que unos días después, el 9 de marzo, en la base argentina Marambio, ubicada en la isla Seymour, se confirmaba un dato de temperatura mayor aún con una máxima de 20,75oC.

Imagen ampliada del deshielo registrado en Eagle Island entre el 4 y 13 de febrero. 
Fuente: NASA

Estas temperaturas no son habituales en la región. Llaman mucho la atención, y los científicos que investigan el cambio climático, han confirmado que datos puntuales como estos, no se pueden asociar directamente al cambio climático que afecta a Antártida. Lo que si preocupa a los que están investigando la metamorfosis que experimenta Antártida está década, es el aumento de las temperaturas del océano. Sobre todo, el acelerado deshielo y su potencial contribución al aumento del nivel del mar.

Los animales de la zona también ayudan con la proliferación de algas verdes

Aunque la península es la zona de Antártida que más ha notado el aumento de las temperaturas desde finales del siglo pasado, el color verde de la nieve no se debe solo a los valores térmicos más suaves

El uso de imágenes del satélite del Sentinel 2 (Agencia Espacial Europea)  para el periodo 2017 a 2019, y las observaciones en superficie de la Bahía Ryder, Isla Adelaida y la Península Fildes en la Isla Rey Jorge, han servido para llegar a otras conclusiones que explican el aumento de las algas verdes.

Zona de proliferación de algas verdes en la península de Antártida. Fuente: Gray et al. Nature Communications.

En el estudio, se ha descubierto que su distribución, también está muy ligada a la actividad de aves marinas y otros mamíferos. Los excrementos de estos animales son muy nutritivos, y actúan como un fertilizante natural para acelerar el crecimiento de todo tipo de algas. Más del 60% de la floración de algas verdes se encontró a menos de cinco kilómetros de una colonia de pingüinos. 

La importancia de las algas verdes en el ciclo del carbono

Según Andrew Gray, principal investigador del estudio, ¨ a medida Antártida se calienta, esta previsto que la masa total de algas aumente¨. Se han identificado 1679 flores de algas verdes en la superficie de la nieve, que en total cubrían un área de 1.9 km2. Eso equivale a un sumidero de carbono de alrededor de 479 toneladas por año.

Colonia de pingüinos en Antártida. En estos habitas aumenta la población de algas verdes.

Para ponerlo en contexto, sería la misma cantidad de carbono emitida por aproximadamente 875,000 viajes promedio en un coche de gasolina por el Reino Unido.

Antártida, conocida habitualmente como ¨ la tierra congelada de nieve y hielo¨ también tiene vida terrestre. Puede incluso ser abundante, especialmente a lo largo de la costa, y en estas zonas donde se está viendo una rápida transformación de los ecosistemas debido al cambio climático. Los musgos y los líquenes forman los dos mayores grupos visibles de organismos fotosintéticos, y han sido los más estudiados hasta la fecha. 

En este nuevo estudio, se ha descubierto algo muy relevante, que las algas microscópicas también juegan un papel fundamental en el ecosistema de Antártida y en su ciclo del carbono.

VÍDEO: ¿POR QUÉ NOS AFECTA A TODOS EL DESHIELO DEL ÁRTICO?