Secciones

Actualidad La niebla, cine de meteoterror para la noche de Halloween

Esta película comienza con una niebla, pero no una niebla cualquiera, sino… LA NIEBLA, y no me refiero al perro de Heidi. Una niebla tan espesa que ni el propio Joaquín Sabina encerrado en un armario podría crear. Basada en la novela de terror homónima escrita por Stephen King, La niebla «The mist» (2007) nos transporta a una situación en la que nunca querremos estar, y menos después de ver esta película.

Nuestros protagonistas se encuentran en un supermercado haciendo las típicas labores de persona normal. Comprar la fruta de oferta, los yogures desnatados, sin azúcar, sin grasa y sin sabor (pero luego en casa le pongo una montañita de azúcar para comérmelo), ya sabéis. Pero llega una espesa niebla al pueblo, y comienzan a ocurrir una serie de sucesos fuera de lo común.

Aunque esta película tiene partes de auténtico terror y suspense por estos fenómenos anormales que antes comentaba, lo que da realmente miedo es el ser humano. Porque en realidad, nada es más peligroso que un grupo de seres humanos, encerrados, asustados y nerviosos. Y es que como todos hemos oído tantas veces “El hombre es un lobo para el hombre” (y no hablemos de las mujeres).

Si además os gusta el cine de serie B, seguramente disfrutaréis con esta película. Se pueden ver claros tintes de este tipo de cine, en algunas partes de la película, pero sobretodo en su estética y en los efectos especiales. Y es que el director, Frank Darabont, quiso desde un principio dar este toque distintivo en su film. Incluso intentó que la película fuera estrenada en blanco y negro, algo que le negaron, pero aun así consiguió ese estilo que hará que los amantes del cine de género se sientan atraídos por esta película.

La historia comienza fuerte y genera tensión en el espectador desde el primer momento, hasta cierto punto en que empieza a sufrir una caída de la misma, no se puede pedir todo. El director ha sabido dar protagonismo a la película y quedarse a un lado cobrando menos importancia, algo que no todos saben hacer. Buena pareja hace Darabont con Stephen King (pero de momento no habrá boda) habiendo llevado ya a la gran pantalla varias de sus obras. En este caso incluso cambiando el final de la misma con el consentimiento del propio King.

Entre el casting de actores destaca Maria Gay Harden quien lleva a cabo una interpretación excepcional dando vida a uno de los personajes que más juego da durante la película. Un personaje totalmente repugnante y odioso. Thomas Jane cumple correctamente con su cometido en esta película, y seguro que pocos habían apostado por que así fuera.

La banda sonora no está a la altura de las expectativas y eso, queramos o no, se nota. Cualquier película decae bastante sin un buen acompañamiento musical. Aunque es cierto que salva la catástrofe el tema final en el desenlace de la película.

Y es que menudo final, Darabont da un golpe sobre la mesa y dice “¡aquí estoy yo!”. Os aseguro que no lo vais a olvidar fácilmente y os va a hacer reflexionar, vais a maldecir porque han jugado con vosotros y después, es posible que aplaudáis. El director abofetea al espectador con este final y le hace ver que está su merced. Y es que seguramente tuvo que pelear contra los productores de la película para conseguir que se incluyera en el montaje final.

En definitiva, una película que cumple, sin grandes florituras eso sí. Pero si te gusta el cine de género desde luego la vas a disfrutar. Porque si eres seguidor de eltiempo.es y te gusta el cine, que menos que hacer un homenaje a nuestra web con una película de meteoterror durante este fin de semana de Halloween.

 

Comparte tus comentarios sobre la película a continuación y cuéntanos qué películas conoces de meteoterror. También puedes compartir películas sobre el tiempo o ciencia a continuación o usando el hashtag #ElTiempoesCine

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder