Secciones

¿Sabías que...? La NASA estudiará al «asteroide de la muerte»

Se le conoce como el asteroide de la muerte, pero en realidad se llama Bennu y los científicos llevan siguiéndole la pista desde 1999. Para que puedas conocer mejor a esta enorme piedra que podría impactar contra la Tierra, comentar que posee un diámetro de 500 metros y que su nombre hace alusión a un ave de la mitología egipcia.

La NASA ha decidido por fin comenzar a estudiar a este monstruo silencioso que viaja alrededor del Sol a una velocidad de 101.389 kilómetros por hora. Lo hará por medio de la misión Osiris-Rex, que será enviada el 3 de septiembre de 2016 y cuyo cometido será tomar muestras de Bennu y regresar a la Tierra para poder analizarlas. Además, analizará su comportamiento.

VER TAMBIÉN: ¿Qué posibilidades hay de que un meteorito choque contra la Tierra?

¿Cuál es el verdadero peligro de Bennu? Los astrónomos llevan años diciendo que este asteroide podría ocasionar un «inmenso sufrimiento» a la Tierra. El conflicto con este asteroide -considerado como uno de los más peligrosos que existen- podría ocurrir dentro de 120 años.

Se estima que esta gran piedra estelar pase entre la Luna y nuestro planeta  en torno al año 2135. Este trayecto podría alterar su órbita, pudiendo impactar sobre la Tierra a finales del S.XXII.

Aunque las posibilidades de que termine chocando contra la Tierra son de 1 entre 2.500, los científicos quieren adelantarse y estudiar el comportamiento del ya conocido como «asteroide de la muerte».

Objetivo de la misión


La misión Osiris-Rex no será sencilla. Aunque será lanzada por la NASA -en colaboración con la Universidad de Arizona- el próximo 3 de septiembre, tendrá que sobrevivir durante 2 años antes de llegar al asteroide. Se estima que la sonda llegará a Bennu en el año 2018 y será en el 2019 cuando comenzará a recoger las primeras muestras de su superficie. Lo hará gracias a un brazo retráctil.

Sin embargo, ese contacto entre el asteroide y la sonda durará apenas 5 segundos -tiempo suficiente para la recogida de muestras-. Después, emprenderá su viaje de vuelta a la Tierra, cuya vuelta está programada para septiembre de 2023.

El estudio del asteroide Benni permitirá obtener un mayor número de información sobre las posibilidades reales que existen de que un asteroide de este tipo termine impactando sobre la Tierra.

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder