Secciones

Actualidad La invasora cucaracha australiana llega a Madrid. ¿Es peligrosa?

La cucaracha australiana ha aparecido junto al alcantarillado municipal. ¿Es peligrosa para los humanos?

La cucaracha australiana, un insecto no natural de la península ibérica, ha sido detectado en la capital de España. A pesar de su nombre, tiene su origen en África y es muy similar a la americana y a la asiática.

Según afirman desde Salud, el insecto ha sido encontrado en las cañerías del sótano de un edificio privado antes de que entrara en el alcantarillado municipal. Una revisión detectó la presencia de esta especie, ‘Periplaneta australasiae‘, inexistente hasta ahora en Madrid.

Aunque no se trata de una especie especialmente invasora, ya se ha detectado en la red de saneamiento de la ciudad y es posible que se extienda y pueda aparecer en jardines y edificios.

Aunque ya se había detectado en 2016 en Guipúzcoa y con anterioridad en las Islas Canarias, se piensa que puso haber llegado a Madrid alojada en mercancía o embalajes procedentes de otras zonas.

A pesar de la alerta generada, desde Madrid Salud han asegurado que no representan un riesgo adicional respecto a otras cucarachas al no son vectores de ninguna enfermedad concreta.

El insecto ha sido encontrado en las cañerías del sótano de un edificio privado antes de que entrara en el alcantarillado municipal

Los ejemplares adultos de la cucaracha australiana miden unos 3,5 centímetros de largo y tienen una coloración marrón rojiza, similar a otras especies como la cucaracha americana.

A pesar de que las cucarachas tienen su función en la naturaleza al ser insectos carroñeros que se alimentan de materia orgánica en descomposición, en los entornos urbanos preocupa su proliferación por su potencial para transmitir enfermedades causadas por bacterias o virus.

Ahora las autoridades sanitarias trabajan para determinar la expansión de la especia y el mejor tratamiento a realizar, y especialmente para que no se propague por el alcantarillado de la ciudad.

VÍDEO RELACIONADO: UNA INVASIÓN DE CIGARRAS SE HACE VIRAL