Secciones

¿Sabías que...? La huella ecológica: el rastro que dejamos en el medio ambiente

Las acciones de nuestro día a día tienen impacto en la naturaleza que podemos reducir con una consciencia.

Desde la ducha por la mañana, el trayecto al trabajo o poner la calefacción. Cada una de las acciones que realizamos en nuestro día a día tienen  consecuencias en el medio ambiente. Unos impactos en la naturaleza que se pueden medir mediante la huella ecológica, un indicador ambiental que evalúa los recursos necesarios como los residuos generados para mantener el modelo de producción y el consumo de una sociedad concreta.

“Medir nuestra huella ecológica es el primer paso, pero es muy importante. Nos permite hacer la transición hacia una vida más sana, menos contaminante, menos cara. Y que se pueda generalizar a toda la humanidad”, señala a Eltiempo.es Jesús Alonso, presidente de la Fundación Vida Sostenible, dedicada a potenciar y desarrollar en la sociedad estilos de vida responsables con el futuro en el planeta.

Según la organización Global Footprint Network, una institución internacional que analiza este indicador en todos los países del mundo, los españoles necesitan 3,7 hectáreas para mantener sus necesidades y ritmos actuales de consumo. Unas tres veces el territorio que ocupa la península ibérica.

La media por hogar de 3 personas es de consumo de energía es de 100 kilogramos de petróleo al año y 150 kWh/año.

“Haciendo números, la huella ecológica total de Madrid sería de unos 9 millones de hectáreas, el tamaño de Portugal: si todo el mundo tuviera la misma huella media que tenemos en España, necesitaríamos tres planetas Tierra para vivir. Y solamente tenemos uno, ahí está el problema”, detalla Alonso.

Calcula tu huella ecológica

Para tomar una idea de las consecuencias que tienen sobre el medio ambiente, Vida sostenible ha desarrollado una encuesta en la que puedes evaluar tu impacto en la naturaleza. Por un lado, de una manera más genérica pinchando en este enlace, en donde a través de un sencillo test puedes calcular tu huella ecológica para empezar a tomar conciencia.

Y por otro, realizando una diferenciación por encuesta entre energía, agua, recursos y transporte.  Según los datos que maneja la institución, el consumo medio de agua estimado es de 60.000 litros por persona al año, la media por hogar de 3 personas es de consumo de energía es de 100 kilogramos de petróleo al año y 150 kWh/año.

Además, hay que recordar que para reducir nuestro impacto en la naturaleza no son necesarios grandes esfuerzos, basta con pequeños gestos en nuestro día a día que ayudarán a que el futuro sea más sostenible. Detalles como el uso del transporte público, el consumo de alimentos frescos, la reutilización de objetos y materiales son mínimas acciones que pueden mejorar el medio ambiente.

“Debemos sacar un provecho inmediato y positivo de cada gesto. Por ejemplo, se trata de disfrutar del variado mundo de las verduras frescas, no de suspirar con nostalgia por el filete que ya no está en nuestro plato. O de mejorar nuestra forma física, no de lamentar haber dejado de usar el coche para usar la bicicleta. En general, la gente que da pasos hacia la sostenibilidad vive mejor y más placenteramente que la gente que no lo hace”, explica Jesús Alonso en una nota en la web de la Fundación Vida Sostenible.