Secciones

Cambio Climático La huella ecológica de la humanidad se ha reducido un 9,3% por el coronavirus

Se estima que el consumo humano de recursos a nivel global ha descendido a causa de la pandemia

El consumo de los recursos naturales de la Tierra se ha contraído un 9,3% a nivel global debido a la pandemia provocada por el coronavirus. Esta es una de las principales conclusiones del estudio que realiza cada año Global Footprint Network, una entidad enfocada en el análisis de datos y diseño de estrategias sobre el consumo y la capacidad de los recursos naturales de forma sostenible.

De hecho, esta entidad estima un día al año en el que la humanidad consume todos los recursos que la Tierra al año para contextualizar la sobreexplotación del planeta. Y esta fecha en 2020 ha sido el 22 de agosto, tres semanas más tarde que en 2019, cuando el día se estipuló el 29 de julio.

En concreto,  según esta entidad, la humanidad utiliza actualmente un 60% más de recursos de los que la Tierra es capaz de renovar. Es decir,  con el ritmo actual se necesitaría más de un planeta y medio para obtener todos los recursos que se demandan.

consumo-coronavirus-planeta

Los esfuerzos han demostrado que es posible cambiar las tendencias de consumo

“La sostenibilidad se logra tanto con el equilibrio ecológico como el bienestar de las personas a largo plazo, por lo que la repentina contracción de la huella ecológica de este año no puede confundirse con el progreso y este año más que nunca, destaca la necesidad de implementar estrategias que aumenten la resiliencia para todos”, ha destacado Laurel Hanscom, CEO de Global Footprint Network. 

Parón de actividades

Sin embargo, este descenso no se debe a un compromiso medioambiental o a una mayor concienciación social. El principal factor detrás de esta disminución ha sido la pandemia y el parón de actividades como la tala de madera o la quema de combustibles. 

“La humanidad ha estado unida por la experiencia común de la pandemia y ha mostrado cuán entrelazadas están nuestras vidas. Al mismo tiempo, no podemos ignorar la profunda desigualdad de nuestras experiencias ni las tensiones sociales, económicas y políticas que han sido exacerbadas por este desastre global ”,  detalla Hanscom.

Desde esta entidad destacan que la recuperación debe realizarse de forma que la regeneración sea un «elemento central” para abordar los desequilibrios tanto en la sociedad como en nuestra relación con la Tierra. 

Cambio de tendencia

“Los esfuerzos para responder a COVID-19 han demostrado que es posible cambiar las tendencias de consumo de recursos ecológicos en un corto período de tiempo. A medida que salimos de la crisis de salud pública y nos enfocamos en reconstruir nuestras economías y nuestras vidas, es mucho más probable que las estrategias basadas en la seguridad de los recursos biológicos y la prosperidad de un planeta generen los resultados positivos que buscan los tomadores de decisiones”, recalca esta entidad un comunicado. 

Hemos sido testigos de lo que es posible cuando la humanidad se une

Es más, con las medidas adoptadas para abordar la pandemia se ha demostrado que los gobiernos son capaces de actuar con rapidez, tanto en términos de regulaciones como de gastos, cuando anteponen la vida humana a todo lo demás y que las empresas y las personas pueden alinearse y colaborar de manera efectiva en la búsqueda de un objetivo compartido.

“A estas alturas, hemos sido testigos de lo que es posible cuando la humanidad se une para perseguir un resultado compartido. ¿Qué resultado compartido podría ser más importante que nuestro éxito a largo plazo en nuestro planeta finito?”, reclaman desde Global Footprint Network. 

VÍDEO RELACIONADO: ASÍ SON LOS COLORES DEL PLANETA SIN LA HUELLA DEL CAMBIO CLIMÁTICO