Secciones

Actualidad La evolución de la gripe disminuye: ¿por qué el coronavirus no?

El virus de la gripe todavía tiene incidencia en gran parte del país pero su evolución es ya decreciente

La situación sanitaria tiene al coronavirus como gran protagonista, por el incremento de la incidencia y evolución de los casos. El otro virus que es protagonista durante esta época, la gripe, empieza a perder fuerza.

La gripe todavía está presente en el país, pero los picos de máxima incidencia se produjeron hace varias semanas. En este momento el mapa de intensidad se ha reducido mucho, tal y como se puede ver en la Sección de Gripe de Eltiempo.es.

gripe-difusion-espana-primavera
gripe-difusion-espana-primavera

Según detalla el último boletín elaborado por el Sistema Nacional de Vigilancia de la Gripe, a mediados de marzo, “se aproxima el final del periodo epidémico de esta temporada” y a día hoy » se está ralentizando el descenso de la actividad gripal en España”.

En concreto, a nivel nacional existe una baja intensidad de la gripe, una difusión regional y una evolución decreciente con descenso significativo en todos los grupos de edad. Así, regiones como Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y La Rioja, presentan unos índices de difusión de la gripe bajo.

“En el resto de redes, la evolución es estable, ralentizando el descenso de la curva epidémica típica en esta época del año”, apunta el boletín. 

En este sentido, las autoridades sanitarias detallan que la vigilancia de la gripe se da por finalizada a mediados del mes mayo. No obstante, a partir de la semana 14, la incidencia del virus es prácticamente residual en toda la población, tal y como refleja el histórico estadístico. 

¿Es peor la gripe o el coronavirus? 

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado esta semana que la situación del coronavirus para a considerarse una pandemia global por la rapidez con la que se ha expandido el virus. Así, en los últimos 15 días el impacto del virus se multiplicado por 13, ascendiendo a 118.000 casos que han provocado el fallecimiento de unas 4.200 personas a nivel global. 

“Esto no es la gripe, es un virus nuevo y hay que tomar las lecciones de otros países que están teniendo éxito y tener una estrategia integral”, señalaba el director de emergencias de la OMS, Mike Ryan, en un comunicado. 

Para contextualizar las cifras, por ejemplo, solo en España, las muertes atribuibles por gripe en la temporada 2018 – 2019 alcanzaron la cifra de 6.300 defunciones y los casos leves o cuadros gripales moderados rondaron el medio millón de personas, tal y como consta en los registros del Sistema Nacional de Vigilancia de la Gripe.

¿Por qué la gripe se va y el coronavirus no?

Entonces, si la gripe está bajando su influencia ¿por qué el coronavirus continúa su extensión? El coordinador del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), José Manuel Ramos, indica que la diferencia es que «con la gripe llevamos tiempo y el coronavirus acaba de llegar». «No estamos inmunizados ni vacunados para hacerle frente, y la capacidad de transmisión es mayor», asegura.