Secciones

Cambio Climático, Sostenibilidad La energías renovables desbancarán a algunos combustibles fósiles esta década

Para 2024 la energía solar y eólica superarán al gas y carbón

Las energías renovables siguen creciendo a un ritmo imparable. Un reciente informe de la Agencia Internacional de Energía acaba de confirmar que para el 2024, la capacidad de generación de energía vía fuentes como la solar y eólica, superará la del gas y el carbón.

Dada la situación que hemos vivido durante este 2020, la noticia no podría ser mejor para el sector de las energías limpias.

Las energías renovables han demostrado ser más resistentes de lo esperado durante el período actual de Covid19, mientras que los combustibles fósiles han tenido más problemas para mantener su habitual ritmo de crecimiento.

La energía solar lidera el sector de las renovables en muchos países del mundo.

El informe publicado hace unos días, ya había modificado su predicción para el 2019, una que inicialmente mostraba, en el más optimista de los escenarios, que las energías renovables superarían al carbón en los próximos 5 años.

Este 2020, incluso considerando el escenario menos ambicioso de los planteados por expertos en la materia, se proyecta que las energías eólica, solar, hidroeléctrica y de biomasa, tomen la delantera durante los próximos cinco años.

Las predicciones apuntan a que la energía procedente de fuentes renovables como el sol o el viento, sobre pasarán a del carbón o gas en 2024.

Entre los aspectos más destacables también se señala, que estas nuevas infraestructuras de energía limpia representarán el 95 por ciento del aumento de la capacidad mundial de generación de electricidad durante ese período de cinco años.

Una gran parte de esa cantidad, alrededor del 60 por ciento, provendrá de la energía solar, que hoy en día proporciona la electricidad de menor costo de la historia.

Si las predicciones de la agencia de energía van por buen camino, durante los próximos 5 años, podríamos ver como la capacidad de generación de energía eólica y solar se duplica, superando así a la del carbón y el gas.

Básicamente, supondría un aumento del 50 por ciento de la generación de energía renovable, lo que facilitaría la adaptación al ritmo actual de crecimiento económico mundial en sociedades cada vez más electrificadas.

Crecimiento de las renovables por países. Fuente: IEA

Esta evolución será especialmente notable en Estados Unidos y Europa, donde se espera que las energías renovables aumenten a mayor ritmo y sobrepasen la demanda de los combustibles fósiles.

En Asia, la historia podría ser diferente, ya que las energías renovables solo cubrirán la demanda de energía parcialmente, mientras que los combustibles fósiles se encargarán del resto.

A pesar del impacto que ha tenido Covid19 en la demanda mundial de energía, el descenso este 2020 se quedará entorno al 5 por ciento, con una caída de la demanda de electricidad del 2 por ciento.

La crisis si ha hecho mella en la demanda de combustibles fósiles, pero mientras tanto, se espera que las energías renovables acaben el año con un crecimiento de alrededor del 7 por ciento.