Secciones

Consejos La contaminación del aire: el enemigo invisible de tu piel y pelo

Los altos niveles de contaminación pueden afectar al cabello y la dermis con importantes consecuencias para la salud 

VÍDEO: ¿MÁS ENVEJECIDOS POR CULPA DE LA CONTAMINACIÓN?

Los altos niveles de contaminación no solo afectan a la salud respiratoria y a los pulmones, también tiene puede tener importantes consecuencias en el pelo y en la piel. De hecho, la contaminación del aire es considerada ya como uno de los principales «enemigos invisibles» para nuestra salud. 

“La contaminación es uno de los factores de gran influencia en el estado de la piel”, explica a Eltiempo.es Agustín Buendía Eisman, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, profesor titular de dermatología de la Universidad de Granada.

Este experto detalla que los altos niveles de contaminación son uno de los principales responsables que contribuyen al envejecimiento de la piel por delante del trabajo, la temperatura, la nutrición o la falta de suelo. 

“El conjunto de factores a los que está sometida una persona desde que nace hasta que se muere se conoce como ‘exposoma’ y entre estos factores se encuentran sustancias químicas, exposición a diferentes radiaciones, calor, frío, stress, alimentación, comportamientos de salud, en general estilos de vida que repercuten en la salud”, detalla Buendía.

Los altos niveles de contaminación son uno de los principales responsables que contribuyen al envejecimiento de la piel

Es importante recordar que la contaminación del aire se compone principalmente de contaminantes como el material particulado, partículas finas o gruesas en suspensión, gases y compuestos orgánicos volátiles. Todos ellos, pueden tener importantes consecuencias para la salud del pelo y la piel.

Cómo actúa la contaminación en la piel

En el caso de la piel, las partículas de polución se filtran en las capas de la epidermis, causando inflamación, descomponiendo el colágeno y la capa lipídica de la piel por lo que debilita su función barrera y genera deshidratación. Esta situación conlleva a un envejecimiento prematuro con manchas, arrugas y pérdida de elasticidad.

contaminacion-madrid-calidad-del-aire

«En las zonas con mayor intensidad de contaminación ambiental como en las grandes ciudades, estos efectos son más frecuentes», señala este experto.

Además, en las personas que sufren dermatitis atópica, la contaminación puede actuar como irritantes de la piel y desencadenar un brote, sequedad cutánea y un agravamiento de los brotes. 

La contaminación multiplica los efectos de la radiación ultravioleta de forma catalítica

Por su parte, en el caso del cabello, los expertos han demostrado que células humanas de los folículos pilosos, al ser expuestas a determinados contaminantes habituales en grandes ciudades, como los procedentes de los motores diésel, disminuyen la síntesis de proteínas vitales para el adecuado crecimiento del pelo.

“Por el momento, no se ha valorado el efecto de estas moléculas contaminantes en los problemas capilares en nuestro país, aunque es predecible que en grandes ciudades exista un posible mayor daño”, apunta Óscar Muñoz Moreno-Arrones, dermatólogo del Grupo de Tricología de la AEDV.

No obstante, en el mercado existen productos como champús o mascarillas capilares cuyo objetivo es crear una barrera protectora a lo largo de los tallos pilosos, aunque su eficacia aún no está evaluada en estudios científicos rigurosos.

Prevención ante la contaminación en la piel y pelo

Para evitar estas consecuencias y daños en la piel y el pelo por la contaminación del aire, los expertos recomiendan realizar unos cuidados básicos y sencillos como son una higiene o limpieza, evitando una excesiva exfoliación o deslipidización, así como la aplicación de productos hidratantes, fotoprotectores y antioxidantes tópicos con el objetivo de hacer frente a la acción de los radicales libres .

“No olvidemos que la contaminación multiplica los efectos de la radiación ultravioleta de forma catalítica es lo que se denomina fotocontaminación”, advierte Buendía.

Una alimentación rica y variada también nos ayudará a fortalecer los antioxidantes y vitamina D de nuestra epidermis

Además, también se aconseja mantener una dieta rica y variada con altos niveles de antioxidantes y vitamina D ya que estos nutrientes retrasan el envejecimiento y se reduce la probabilidad de que aparezcan las arrugas. Asimismo, el consumo de grasas, azúcares y carbohidratos produce un aumento de las arrugas. “La mejor estrategia es consumir frutas y vegetales”, concluyen los expertos.