Secciones

Actualidad La contaminación atmosférica repunta en las ciudades europeas tras el confinamiento

Los niveles de contaminación atmosférica de las principales ciudades europeas vuelven a repuntar, después de las reducciones debido al confinamiento. Sin embargo, siguen estando por debajo de los de hace un año.

El aumento del tráfico de las grandes ciudades ha vuelto a incrementar los niveles de dióxido de nitrógeno en comparación con lo medido durante el confinamiento. El análisis realizado por eltiempo.es, con datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, muestra el aumento sufrido en ciudades como París, Roma o Atenas.

Vista de Atenas.

Como eltiempo.es mostró en estudios previos, en las ciudades más contaminadas de nuestra geografía las concentraciones de dióxido de nitrógeno durante el confinamiento se redujeron entre un 40-65% respecto al periodo 2016-2019.

Una vez iniciada la desescalada, el 4 de mayo, las concentraciones de NO2 volvieron a aumentar, hasta un 60% en algunas ciudades. Sin embargo, y a pesar de este incremento, en el mes de mayo las concentraciones NO2 seguían por debajo de lo registrado en años previos. Se midieron valores entre un 20% y un 55% inferiores a los habituales.

La tendencia ascendente se ha observado en las principales capitales europeas.

El análisis de los datos realizado muestra que la contaminación por dióxido de nitrógeno en París ha aumentado de 15.3 microgramos por metro cúbico en su punto más bajo a finales de abril, a 36.5 μg/m3 más recientemente.

Evolución de las concentración de dióxido de nitrógeno desde la semana del 10 de febrero hasta la semana del 22 de junio del 2020, para las ciudades de Atenas, Berlín, Budapest, Londres, París y Roma. Datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

En Roma, los niveles de contaminación atmosférica aumentaron de un mínimo de 13.3 μg/m3, la misma semana del 27 de abril, a 34.9 μg/m3 la última semana analizada. En Londres, al igual que en Berlín, el nivel mínimo de contaminación atmosférica fue más tardío, a finales de mayo, pero también muestran un repunte las últimas semanas.  

Otras ciudades, como Atenas, han sufrido un importante repunte en los niveles de contaminación, recuperando niveles previos a la pandemia. Budapest parece ser la única ciudad que ha vuelto a los niveles de años previos.

En España, Madrid y Barcelona también van viendo como aumentan las concentraciones de NO2. Barcelona ha pasado de un mínimo de 11 μg/m3 la última semana de confinamiento, en abril, a 24.2 μg/m3 la semana del 22 de junio.

Evolución de las concentración de dióxido de nitrógeno en Barcelona el 2020 en  naranja (semanas desde el 10 de febrero al  22 de junio) y el 2019 en amarillo (desde la semana del 12 de febrero hasta la semana del 25 de junio del 2019). Datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

En Madrid la evolución ha sido similar. El mínimo de 8.7 μg/m3 se alcanzó la semana del 27 de abril  y los niveles han vuelto a repuntar a 22.3 μg/m3. En ambas ciudades, al igual que en la mayoría de las ciudades europeas, los niveles de contaminación atmosférica siguen estando por debajo de los de hace un año.

Evolución de las concentración de dióxido de nitrógeno en Madrid el 2020 en azul (semanas desde el 10 de febrero al  22 de junio) y el 2019 en turquesa (desde la semana del 12 de febrero hasta la semana del 25 de junio del 2019). Datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente.