Secciones

Cambio Climático La calima, protagonista este invierno 2021: ¿será la tendencia del futuro clima en España?

Este 2021 ya hemos vivido cinco episodios de polvo en suspensión en nuestro país

Este 2021 está siendo un año marcado por frecuentes episodios de calima en España y otras zonas de Europa. El polvo en suspensión que llega de zonas desérticas del norte de África, no solo está apareciendo con mayor frecuencia, también se están prolongando en el tiempo dichos episodios.

En febrero y marzo ya hemos vivido varios periodos de elevadas concentraciones de polvo en suspensión que han durado en ocasiones una semana o más. Los elevados niveles de partículas han oscurecido cielos, cubierto superficies de polvo y barro rojizos, creando mala calidad del aire y causado serios problemas respiratorios para un buen sector de la población.

Cada año, cerca de 2.000 millones de toneladas de polvo en suspensión entra en la atmósfera, algo que ha ocurrido siempre de manera natural en nuestro planeta. Sin embargo, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), durante las últimas décadas, una inadecuada gestión del agua y tierra, ha contribuido a aumentar esas concentraciones

Cada año cerca de 180 millones de toneladas de polvo salen del norte de África en suspensión en todas direcciones

El Sáhara es nuestro gran desierto más cercano. Cada año, cerca de 180 millones de toneladas de polvo salen flotando en el aire del norte de África en diferentes direcciones. Una gran parte atraviesa el Atlántico hacia América del sur, pero también hay importantes incursiones en dirección norte hacia el continente europeo. 

Los países Mediterráneos, los más afectados

Los países del Mediterráneo suelen ser los más afectados por estos intensos episodios de calima, aunque este invierno también hemos visto como el polvo del desierto llegaba hasta Escandinavia.  

Los episodios de intensa calima suelen ser más habituales en Canarias. Con vientos del este y sudeste pueden llegar a ser muy intensos, como los vividos en febrero de 2020 y también este 2021.

En otras zonas de la península Ibérica y Baleares, sobre todo entre febrero y marzo, los principales episodios de calima han ido de la mano de vientos persistentes de componente sur y este

¿Está el cambio climático tras estos episodios de calima?

La razón por la cual este invierno ha sido uno de intensos y prolongados episodios de calima requiere un proceso de investigación que seguramente tendrá lugar estos próximos meses.

De momento, sí sabemos que la circulación atmosférica del hemisferio norte entre el Atlántico y el continente Europeo está cambiando, y esos cambios están parecen estar relacionados con el cambio climático.

Episodios de polvo en suspensión en el Mediterráneo este pasado 20 y 21 de febrero de 2021. Fuente: CAMS Copernicus Climate Change System.

Uno de los cambios más importantes, es el de la estructura del vórtice polar y la corriente en chorro que conduce borrascas y anticiclones de un lugar a otro. Por ejemplo, cuando en ocasiones, una borrasca se posiciona cerca de la península, al norte de África, puede actuar como un gran aspirador, inyectando grandes cantidades de polvo en la atmósfera que hay sobre nuestra geografía. 

Entre febrero y marzo de este año, las condiciones sinópticas han sido favorables para que el viento en superficie sea de una dirección que procede del norte de África. Ya sea directamente de zonas desérticas de Marruecos. Mauritania o Argelia, o incluso de países mas orientales como Libia y Túnez. 

https://twitter.com/picazomario/status/1358083060814602245?s=20

¿Serán más frecuentes las tormentas de arena del Sáhara en un futuro? 

Mucho del polvo en suspensión procede de grandes tormentas de arena que recorren el desierto del Sáhara en África del norte. Hay estudios recientes que relacionan el calentamiento global con un aumento de la frecuencia de estas tormentas de arena en la región

El Mediterráneo y Atlántico, son zonas propensas a ver más tormentas de arena y un mayor número de episodios de calima con el paso de los años. El equipo de científicos de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, que ha realizado este estudio, se basa en datos de alta resolución de pasados periodos de la historia de la tierra. 

https://twitter.com/ElTiempoes/status/1367144777255370753?s=20

Con esos datos han encontrado una conexión entre tormentas de arena, periodos de sequía, erupciones volcánicas, y calentamiento en el Mediterráneo, Europa y Asia. Los resultados muestran que durante periodos más cálidos del pasado de nuestro planeta, aunque fueran por causas naturales, la frecuencia de tormentas de arena era mayor. 

Dada la tendencia de nuestro actual clima, que está claramente influenciado por la actividad humana y el consiguiente calentamiento, cabe esperar que veamos más tormentas de arena en zonas desérticas. Cuantas acaben afectando a España, dependerá de la circulación del aire durante uno o varios días.