Secciones

Cambio Climático La caída de la contaminación en las ciudades, en riesgo de revertirse

Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en las principales ciudades españolas cayeron un 52 % durante el primer estado de alarma respecto a los valores medios de la década anterior. Este descenso fue menor en verano y en otoño

Los últimos diez meses la calidad del aire de nuestras ciudades ha mejorado sustancialmente respecto a pasados años. Sin embargo, la vuelta a la actividad económica habitual puede hacer que estas reducciones se reviertan rápidamente. Ecologistas en Acción ha resumido cómo han evolucionado las concentraciones del dióxido de nitrógeno (NO2) en las ciudades más pobladas del país.

Reducción de las concentraciones de NO2 desde el 14 de marzo al 31 de octubre de 2020 respecto al mismo periodo entre el 2010 y el 2019 en las principales ciudades. Fuente: Ecologistas en Acción.

¿Cómo han evolucionado las concentraciones de NO2?  

El informe presentado por Ecologistas en Acción sobre la COVID-19 y la calidad del aire ha analizado en profundidad la evolución de este contaminante durante los meses de marzo a octubre. El estudio, basado en 129 estaciones de medición de 26 ciudades (aquellas con más de 150.000 habitantes y más de una estación de medición), concluye que la contaminación por NO2 ha caído hasta un 38% respecto a los últimos 10 años.

Las mayores reducciones, de hasta un 48%, se han podido observar en A Coruña, Palma, Vigo y Santander. En ciudades como Madrid y Barcelona la reducción ha sido de un 41%.

Estado de alarma y contaminación

Como ya adelantamos en eltiempo.es, durante el confinamiento debido al estado de alarma, al disminuir el tráfico de la ciudades se redujeron drásticamente las concentraciones de NO2 de las principales ciudades. Los datos de Ecologistas en Acción muestran que el estado de alarma las concentraciones de dióxido de nitrógeno cayeron hasta un 52% respecto a los valores de la década anterior.

Reducción de las concentraciones de NO2 desde el 14 de marzo al 21 de junio de 2020 respecto al mismo periodo entre el 2010 y el 2019 en las principales ciudades. Fuente: Ecologistas en Acción.

Entre las ciudades con mayores reducciones destacan Palma, Alicante y Valencia, con reducciones superiores al 60%. Pero como señala Antonio Castaño, coordinador del informe, esta bajada pudo estar favorecida por la meteorología en la zona, ya la primavera fue especialmente lluviosa en la costa mediterránea.

¿Qué ocurrió durante el verano?

Con llegada del verano, se comenzaron a observar mayores diferencias entre las distintas ciudades. Aunque en conjunto la reducción fue de un 28% respecto a los 10 años anteriores, para las ciudades andaluzas de la costa las reducciones fueron inferiores al 15%.

El fuerte sector turístico nacional de estas zonas puede ser un factor determinante en la vuelta a niveles de NO2 habituales. En Cádiz, por ejemplo, la reducción fue de solo el 1% respecto a años previos. En cambio, en Palma, donde el turismo extranjero se ha visto más resentido, la reducción estival del NO2 ha sido de hasta un 40% respecto a años previos.

Reducción de las concentraciones de NO2 desde el 22 de junio al 31 de agosto de 2020 respecto al mismo periodo entre el 2010 y el 2019 en las principales ciudades. Fuente: Ecologistas en Acción.

¿Y este otoño? La situación actual

En los siguientes meses se ha observado cómo los niveles de NO2 volvían a ascender, pero manteniéndose en valores inferiores a años anteriores. En los meses de septiembre y octubre la reducción con respecto a la década anterior ha sido de un 29%.

Durante el mes de octubre en la mayoría de las ciudades se ha observado una clara tendencia a la alza de los niveles de NO2.

Sin embargo, las diferencias entre ciudades se han acentuado más aún en esta estación. Mientras que en Málaga la diferencia con años anteriores es apenas del 4%, en las ciudades del norte, como Oviedo, A Coruña o Santander se siguen manteniendo reducciones superiores al 40%. Las diversidad de medidas y restricciones, junto con factores meteorológicos, pueden ser las causantes de estas divergencias.

Reducción de las concentraciones de NO2 desde el 1 de septiembre al 31 de octubre de 2020 respecto al mismo periodo entre el 2010 y el 2019 en las principales ciudades. Fuente: Ecologistas en Acción.

Desde Ecologistas en Acción advierten de la tendencia a la alza de los niveles de NO2 durante el último mes de análisis. Como señala Antonio Castaño, dada la estrecha relación entre el NO2 y los desplazamientos en coche, sin un cambio en el modelo de movilidad no habrá mejoras duraderas en la calidad del aire. De hecho, en noviembre varias estaciones de medición de las ciudades de Madrid y Barcelona han vuelto a registrar valores de NO2 superiores a los umbrales legales establecidos por la Unión Europea.

¿Qué es el NO2?

El NO2 es un contaminante muy ligado al tráfico rodado, por lo que la disminución o aumento de este provoca fuertes variaciones en la calidad del aire urbano que respiramos. Se calcula que en España se producen hasta 7000 muertes prematuras anualmente por el NO2. Además, algunos estudios comienzan a asociar la mortalidad por la COVID-19 con la contaminación atmosférica.