Secciones

Consejos ¿La ansiedad se reactiva en primavera?

Los cambios de tiempo y sobre todo de estación ayudan a activar mecanismos de defensa en nuestro cuerpo. La salida del letargo invernal hacia una época de más luz, de temperaturas que se suavizan, los cambios constantes de presión en la atmósfera y la posibilidad de hacer más cosas en el exterior producen que salga de su letargo el estrés que llevamos acumulado durante el invierno es el que nos genera ansiedad o depresión.

Entre las causas fundamentales están el cambio de hora que nos descoloca durante algunas semanas hasta que nuestro cuerpo de adapta a los nuevos horarios, los cambios en las temperaturas, ya que, son muy drásticos podemos pasar del frío al calor y del calor al frío de un día para otro y nuestro organismo lo acusa rápidamente. También los cambios de presión cuando el tiempo se estabiliza con el anticiclón de las azores (sube la presión) o vuelven a llegar nuevas borrascas (baja la presión). Estos factores ayudan a que tengamos problemas fundamentalmente con el sueño pero puede haber causas más internas que deben ser tratadas si los síntomas persisten por profesionales.

Son los síntomas de la astenia primaveral, te quedas sin energía, te aplanas, no te concentras, estás sin hambre, irritable, sientes tristeza, duermes mal, te duele la cabeza o se te quita el hambre entre algunos otros síntomas más, pues no te preocupes adapta tu cuerpo poco a poco y ten paciencia. Intenta preocuparte por saber qué tiempo hará en los próximos días o la próxima semana para estar prevenido frente a estos nuevos cambios de temperatura, presión y también por el cambio de hora que hemos hecho recientemente.

Las Plantas Medicinales pueden ser tu primer aliado, existen plantas reparadoras y relajantes que contrarrestan al sistema nerviosos central simpático. La Manzanilla, flor de tilo, lúpulo, valeriana y zapatito de dama son relajantes en infusión y te ayudan a relajarte con el estrés. Las infusiones de verbena, tercianaria y avena silvestre fortalecen el sistema nervioso.

Los masajes con aceites esenciales, el yoga o la meditación son buenas herramientas. Y por supuesto, ve al médico y acude a un buen psicólogo que te encamine hacia un estado de mayor tranquilidad, porque es la mejor manera de afrontar tus necesidades y empezar a cuidarte por dentro. Hay muchos tipos de terapia, es importante estar cómodo y que sea un buen profesional.

Con algunos pequeños gestos diarios irás sobrellevando los cambios de estación, ¡ha llegado la primavera!. Aprende a cuidarte y estarás más relajado y tranquilo. No dudes en comentarnos en la web tus opiniones y síguenos en @Tiempoconsejos.

  • […] se lo pregunten a cualquier portero de discoteca – sino también a otros aspectos como al estado anímico o a nuestra piel. La estación de primavera, es una estación muy inestable, con muchos cambios que […]

    Responder