Secciones

Actualidad Julio 2019 ya es el mes más cálido en la Tierra

Ya es oficial: julio 2019 es el mes más cálido registrado en la Tierra, 0.04oC por encima del anterior julio más cálido registrado en 2016. Los datos del sistema Copernicus Climate Change Service lo han confirmado esta semana. También han revelado, que este pasado mes de julio ha sido 0.56oC más cálido que la media de los julios para el periodo de referencia 1981-2010.

Anomalía de temperatura en superficie para Julio 2019 respecto a la media de los julios durante el periodo 1981-2010. Fuente: ECMWF, Copernicus Climate Change Service

Los datos también muestran que vamos camino de completar el período de 5 años más cálido, ya que 2015, 2016, 2017, 2018 y ahora 2019 podrían convertirse en el conjunto de los más calurosos registrados. Por otra parte, y aunque, todavía quedan 5 meses en el año, los expertos anticipan que 2019 será uno de los 5 más cálidos de la historia, con una muy buena posibilidad de incluso subir al podio de los más cálidos.

Media mensual de temperatura en superficie global (gráfico superior) y para Europa (gráfico inferior) relativa al periodo 1981-2010. Las barras en colores más oscuros corresponden a los meses de Julio para cada año. Fuente de datos: ERA5. Fuente: ECMWF, Copernicus Climate Change Service

En Europa, las temperaturas de julio fueron superiores al promedio de 1981-2010, con grandes diferencias en todo el continente. Europa occidental registró temperaturas por encima de la media, en gran parte debido a la ola de calor corta pero muy intensa durante la última semana del mes.

Mientras Europa oriental registraba temperaturas por debajo de la media, particularmente en el noreste del continente. 

Los expertos anticipan que 2019 será uno de los 5 más cálidos de la historia

A nivel global, las temperaturas fueron más altas que la media de 1981-2010 en Alaska, la isla de Baffin, Groenlandia, algunas zonas de Siberia, las Repúblicas de Asia central e Irán, así como grandes extensiones Antártida. África y Oceanía han sido también dos continentes especialmente cálidos.

Las zonas con temperaturas inferiores al promedio de 1981-2010 incluyen el medio oeste de Canadá, algunas zonas de Asia, y sobre el Mar de Weddell y zonas próximas de Antártida.

Anomalía de temperatura en entre agosto 2018 y julio 2019 relativo al promedio de los mismos meses para el periodo 1981-2010. Fuente: ECMWF, Copernicus Climate Change Service

Durante los meses de verano, Europa ha sido uno de los principales contribuyentes del exceso de calor agregado al promedio de julio. Las temperaturas récord han sido la norma no solo en julio, sino también durante el último mes de junio.

El calor que se extendió desde Escandinavia a Groenlandia, también aceleró la fusión deshielo de en el Ártico y en un buen número de glaciares europeos. A ese intenso calor se sumaron devastadores incendios forestales que quemaron miles de hectáreas en diferentes zonas del Ártico.

Bélgica, Alemania, Luxemburgo, los Países Bajos y el Reino Unido vieron nuevos registros de temperatura el 25 de julio. Los mapas de datos observados mostraban por primera vez temperaturas superiores a 40°C.

París midió su día más caluroso con una temperatura de 42.6°C, un valor sin precedentes desde el comienzo de las registros a finales del siglo XIX.

El calor nocturno también ha jugado un papel importante en aumentar el promedio mundial de temperatura para el mes de julio.

El calor nocturno también ha jugado un papel importante en aumentar el promedio mundial de temperatura para el mes de julio. Gran parte del calor de Europa llega vía incursiones de aire cálido desde el norte de África, pasando por parte de España hacia Europa Central y Escandinavia.

Noruega vio nuevos récords el 27 de julio, y 28 observatorios experimentaron «noches tropicales» por encima de 20 °C. La capital de Finlandia, Helsinki, estableció un nuevo récord con 33,2°C el 28 de julio y, en el sur de Finlandia, Porvoo llego a medir una temperatura de 33,7°C.

Julio 2016 fue el anterior julio más cálido debido principalmente a la presencia de un intenso fenómeno de El Niño. Este julio 2019, El Niño, también presente, era mucho más débil, y aún así, se ha subido a lo alto del podio de los julios más cálidos. Eso indica que otros factores no relacionados con la variabilidad natural del clima terrestre como El Niño, están sumando cada vez más a la temperatura global.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las olas de calor son cada vez más intensas y persistentes, una señal que los pronósticos climáticos realizados en algunas de las principales instituciones de investigación del mundo han anticipado durante mucho tiempo.

VÍDEO RELACIONADO: ¿QUÉ DECIRLE A LOS NEGACIONISTAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO?