Secciones

Actualidad ¿Influye la calefacción de las tiendas a la hora de comprar?

La climatización de los locales comerciales puede influir en la toma de decisiones y en las emociones de los clientes

Al pasear por una zona comercial, en la entrada de los comercios, en muchas ocasiones, se siente un contraste considerable entre la zona de la entrada y el interior del local.

Una climatización, que en función de la temperatura a la que se encuentra, puede influir notablemente en la toma de decisiones e incitarlos a comprar o consumir.

La temperatura de los locales comerciales puede influir al comprar
La temperatura de los locales comerciales puede influir al comprar

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Chicago asegura que los clientes varían sus emociones en función del frío o el calor que exista en el local y que esta alteración ambiental puede influir en sus decisiones, por ejemplo, en a la hora de adquirir por ciertos productos.

La importancia de la calefacción en el local

“Demostramos que los individuos se sienten más cómodos en respuesta a la temperatura fría. Por lo que clientes confían más o menos en sus emociones de manera espontánea ante ambientes incómodamente fríos o cálidos, lo que finalmente influye en las variables derivadas como por ejemplo en la disposición a pagar”, aseguran los autores del estudio.


En las tiendas donde las temperaturas eran frías, las personas estaban más predispuestas a confiar en sus emociones y tomar decisiones

Durante el estudio, los investigadores controlaron las temperaturas en diferentes tipos de locales comerciales y de servicios. Así, los participantes tuvieron que tomar decisiones como comprar un mueble, adquirir un seguro o donar para proteger a los animales en peligro de extinción, entre otros supuestos.

El consumo, las emociones y el frío

Los resultados mostraron que en aquellos establecimientos que las temperaturas eran frías las personas estaban más predispuestas a confiar en sus emociones y tomar decisiones.

En este sentido, los autores recuerdan que ya existen otras investigaciones similares que demuestran que los productos y experiencias emocionales, como películas románticas, se valoran más en ambientes frescos.


El estudio demuestra que el beneficio de climatizar con una temperatura baja la tienda, ya que los clientes centran su atención en el sentimiento y se alejan de la racionalidad

“Cuando un consumidor está incómodamente frío, confiar en las emociones (por ejemplo, pensar en lo feliz que un producto las hará) en lugar de hacer cálculos (por ejemplo, pensar en qué tan funcional es un producto) lo hará sentirse más cálido y cómodo”, detallan los autores en nota de prensa para explicar el proceso.

Por ello, los expertos concluyen que los establecimientos que venden productos o servicios vinculados fuertemente con las emociones pueden obtener beneficios si climatizan a una baja temperatura el local ya que al sentir frío, los clientes centran su atención en el sentimiento y se alejan de la racionalidad en la toma de decisiones.