Secciones

Actualidad Campaña de incendios 2019: un verano con condiciones extremas

Las condiciones meteorológicas de los últimos meses hacen prever un verano muy intenso y con importantes riesgos de incendio.

La campaña de incendios de verano de 2019 se espera muy intensa y con condiciones extremas. De hecho,en apenas diez de verano, ya se han calcinado miles de hectáreas en Tarragona, Toledo y otros puntos del país que han superado la media de hectáreas calcinadas de los últimos 10 años.

los incendios pasan factura por el cambio climático

“Vamos a tener unas condiciones extremas y, a priori, tiene que ser un verano bastante peor que el del año pasado”, vaticina Esaú Escolar, vicepresidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA) quien apunta que el 2019, ya ha sido peor porque solo en lo que va de año se han quemado muchísimas más hectáreas que el año pasado.

“Lo mejor que se puede hacer es concienciar a la población para que la gente tenga máxima precaución y tener el monte preparado en los meses previos»

Según los datos del Ministerio del Interior publicados a finales del año pasado, el número de incendios forestales registrados en 2018 fue el más bajo de la última década si se contabilizan el número de hectáreas que fueron arrasadas por las llamas. En total, unas 23.000 en más de 6.800 incendios.

Factores que favorecen los fuegos

En este sentido, las condiciones meteorológicas de los últimos meses han provocado que la vegetación esté mucho más seca que en años anteriores. Lo que permite que pueda arder más fácilmente. Aunque también, las hierbas y el tapiz herbáceo del suelo, el denominado combustible primario que es el primero que se quema en un fuego también ha crecido menos que otros años.

“Con los datos de los que disponemos, estamos con un déficit hídrico de un 30 un 40 por menos pluviometría con respecto año pasado. Ha llovido muchísimo menos por lo tanto tiene menos humedad en la vegetación y esta está en disposición de arder con más facilidad”, explica Escolar.

Vamos a tener unas condiciones extremas y, a priori, tiene que ser un verano bastante peor que el del año pasado

Por ejemplo, en los incendios de Tarragona y Toledo de los últimos días, se han dado unas condiciones idóneas para la proliferación del fuego. En detalle, se han registrado temperaturas superiores a más de 30 grados, menos de un 30% de humedad ambiental y un viento de unos 30 km/h. Los factores más peligrosos que pueden favorecer la proliferación de las llamas.

Una oleada de fuegos han arrasado cientos de hectáreas en Cantabria
Fuente: Gobierno de Cantabria

“Estas condiciones provocan que tengamos una virulencia de las llamas con un comportamiento explosivo del fuego que queda fuera de la capacidad de control”, detalla el experto.

Medida para evitar fuegos

Además, hay que recordar que para evitar los incendios se deben tomar una serie de precauciones fundamentales y muy sencillas en favor de la seguridad. Por ejemplo, hay que tener mucho cuidado con el uso de las herramientas en zonas con vegetación seca, tener cuidado al aparcar el coche, ya puede alcanzar temperaturas altísimas, evitar encender fuegos en áreas de riesgo y apagar de manera precisa las ascuas de las barbacoas.

Según los expertos, en los incendios del verano, la mayoría son por negligencias y por el mal uso de barbacoas, herramientas, trabajos agrícolas de una casuística muy variada.

“Lo mejor que se puede hacer es concienciar a la población para que la gente tenga máxima precaución y tener el monte preparado en los meses previos para soportar los veranos que van a venir más secos. Debemos pasar gran porcentaje del dinero que gastamos en extinción pasarlo a prevención”, defiende Esaú.

VÍDEO RELACIONADO: ¿TENDREMOS INCENDIOS MÁS EXTREMOS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO?

video id=»5970714416001″]