Secciones

Actualidad Así está Doñana después de un año del devastador incendio

Esta última semana de junio se cumple el primer aniversario de un fuego que arrasó más de 10.000 hectáreas en el Parque Nacional de Doñana.

Los primeros días del verano de 2017 comenzaron con un devastador incendio en el Parque Nacional de Doñana. Un fuego que se inició por una negligencia y que se avivó y avanzó con rapidez por el viento de aquellos días y la fuerte sequía.

Ahora, un año después de aquel trágico acontecimiento, el paraje natural intenta recuperarse poco a poco.

“Los efectos del fuego fueron devastadores sobre casi toda el área afectada y, aunque todavía se encuentra arrasada, ya hay brotes verdes”, detalla a Eltiempo.es Carlos Davila, miembro de la Oficina Técnica de Doñana de la delegación territorial de Andalucía de SEO Birdlife.

incendio-doñana

La zona afectada, según las estimaciones de entorno a las 10.000 hectáreas, es muy heterogénea por la diversidad geográfica de la comarca y las especies vegetales arrasadas varían en función de la cercanía al mar, la existencia de dunas, acantilados y dunas del Asperillo, la densidad del pinar de repoblación, la existencia de lagunas o la humedad del suelo.

Los trabajos en la zona afectada se han concentrado en evitar la erosión y pérdida de suelo

Según un estudio de la Junta de Andalucía, presentado este mes de mayo de 2018, en total, el fuego ha dañado 9.856,64 ha forestales, en un 80% formaciones de matorral con pino o pinar denso.

Especies afectadas por el incendio de Doñana

Las llamas también arrasaron especies vegetales típicas del bosque mediterráneo que, por sus características y fisiología, están adaptadas a la existencia de incendios periódicos naturales y que poseen gran capacidad de rebrotar. “Las lluvias de esta primavera han ayudado”, comenta Carlos Davila.  Estas especies son el alcornoque, el palmito o el lentisco, entre otras. No obstante, una gran cantidad de gramíneas ha germinado en los lugares de menor pendiente y arbustos como la camarina también se encuentran en rebrote.

En el caso grandes masas forestales, como el enebral costero y el sabinar, quedaron muy mermadas por las llamas. “Todo el espectro de especies características de este paisaje, como la clavellina, fueron muy afectadas y tampoco se conocen los efectos sobre la especie endémica Linnaria tursica”, comenta Davila.

El proyecto de reforestación comenzará el próximo otoño con un presupuesto de 1,9 millones de euros

Asímismo, estos brotes verdes nacidos de las cenizas también están permitiendo que poco a poco la fauna se restablezca en Doñana. Ya se pueden observar por las zonas afectadas algunos conejos y ciervos y también micromamíferos y reptiles. “Más de 100 especies de aves se han visto afectadas, al calcinarse su hábitat potencial, pero no han llegado a estar ausentes, ya que recolonizan la zona casi inmediatamente. Simplemente van cambiando las especies en función de la evolución de la vegetación”, explican desde SEO Birdlife.

Trabajos de recuperación tras el incendio

Por el momento, los trabajos en la zona afectada se han concentrado en evitar la erosión y pérdida de suelo, adecuar zonas de uso público y elaborar un plan de actuación que se presentará el próximo este mes de julio, destacan desde SEO Birdlife.

Hay que destacar que las consecuencias del incendio de Doñana fueron declaradas de urgencia por lo que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente aprobó una partida de un millón de euros para favorecer la regeneración natural de la vegetación.

No obstante, las tareas continúan en Doñana ya que la Junta de Andalucía ha anunciado recientemente un proyecto de reforestación del territorio afectado por el incendio de las Peñuelas que comenzará el próximo otoño con un presupuesto de 1,9 millones de euros.

Este Plan de Restauración incidirá en la plantación de especies de alto valor ecológico, vegetación autóctona, propia del bosque Mediterráneo, adaptada al terreno y más resistente al fuego.

VÍDEO: ASÍ DE RÁPIDO SE EXTIENDE UN FUEGO