Secciones

Actualidad, ¿Sabías que...? Gusanos que comen plástico, una posible solución al problema de la contaminación

Un reciente estudio señala que los gusanos pueden devorar varios tipos de plástico y sus aditivos.

Los gusanos de la harina podrían ser una posible solución al problema de la contaminación por plásticos. Según un reciente estudio realizado por la Universidad de Stanford, estos insectos son capaces de comer y devorar varios tipos de plásticos, incluso los que son más tóxicos y sus aditivos.

gusanos-comen-plastico

Este trabajo publicado en la revista Environmental Science & Technology es uno de los primeros en observar el proceso de ingestión de esta contaminación y observar cómo acaban los compuestos y componentes químicos de los plásticos en un entorno natural como es el intestino de un gusano.

«Esto definitivamente no es lo que esperábamos ver. Es sorprendente que los gusanos de la harina puedan comer un aditivo químico sin que se acumule en su cuerpo con el tiempo», explica Anja Malawi Brandon, autora principal del estudio e investigadora de dicha universidad.

Descomposición de los plásticos

Estudios anteriores ya habían demostrado que insectos, como los gusanos de la harina, podían alimentarse con una dieta de varios tipos de plástico. Además, estos trabajos comprobaron que los microorganismos del sistema digestivo de estas especies biodegradaban los compuestos plásticos, pero persistía la preocupación sobre si era seguro usar los gusanos como alimento para otras especies por los químicos dañinos que se pudieran acumular en su organismo.

Ahora, en este reciente estudio, los expertos comprobaron que los gusanos de la harina excretaron en torno a la mitad de los componentes plásticos que consumieron, en forma de microplásticos parcialmente degradados, y la otra mitad como dióxido de carbono. Es más, se demostró que los gusanos de la harina alimentados con plásticos como el poliestireno, con varios aditivos tóxicos como el HBCD eran tan saludables como aquellos que ingerían una dieta normal para un gusano.

Los gusanos de la harina puedan comer un aditivo químico sin que se acumule en su cuerpo

«Nuestro trabajo proporciona una respuesta positiva a muchas personas que nos preguntaron si es seguro alimentar a los animales con gusanos de la harina que comieron poliestireno«, dijo Wei-Min Wu, un ingeniero de investigación senior en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de Stanford, otro de los autores principales de este trabajo. 

No obstante, los autores de esta investigación detallan que, a pesar de los resultados esperanzadores de este estudio, las soluciones vendrán en forma de materiales de reemplazo de plástico biodegradable y una menor dependencia de productos de un solo uso y no solo por esta relación de gusanos plástico.

«Esta es una llamada de atención. Nos recuerda que debemos pensar en lo que estamos agregando a nuestros plásticos y cómo lidiamos con ellos», detalla Brandon.

  • Que haya gusanos que se coman nuestra basura de plásticos… debería hacernos replantearnos la estúpida filosofía de querer sobrevivir a base de exterminar nuestro entorno… De ‘rivalizar’ con todo y con todos,… en vez de ‘complementarnos’ y de ‘compartirlo’ todo con todos… Que la sabia Naturaleza nos da reiteradas pruebas de que, efectivamente, en el Universo –y más aún, en la biosfera–, todos dependemos de todo y de todos… Y que tenemos que aprender a ser nosotros los primeros que lo RECICLEMOS todo, en vez de despilfarrarlo todo tontamente… Es, a fin de cuentas, un imperativo del Primer Principio de la Termodinámica (“la energía ni se crea ni se destruye: se transforma”): ¡hagámoslo! Y, desde luego, respetándonos y apoyándonos los unos a los otros para que todos demos lo mejor que sepamos y podamos…, como mejor –y supongo que ‘única’– forma de que ”si todos necesitamos recibir, todos adelantémonos a dar…, para asegurarnos así que TODOS nos enriqueceremos AL MÁXIMO compartiendo lo mejor y propio de cada uno”. Toda una ‘nueva’ y revulsiva filosofía de vivir y convivir…, y que sería la mayor REVOLUCIÓN social imaginable y URGENTE: ni rivalizar ni expoliar, sin guerras ni atropellos; sino complementándonos en paz y en justicia exquisitas… ¡Esto! es lo que nos enseña la Ciencia de la Ecología, con el estudio que hace de TODAS las interacciones e interdependencias que hay entre TODOS los seres del Universo… ¿O es que somos tan imbéciles que todavía no nos hemos percatado de esta irrefutable realidad existencial: que todos dependemos de todos y de todo lo demás? (Para conocer qué y cómo es un dado, ¡hay que mirarlo por todas sus caras y desde todas las perspectivas!; y además, en cuanto que está ‘contenido’ o ‘colocado’, y cómo, en un espacio y un instante concretos)

    Responder
  • NB.- El anterior comentario se suscribe, como se ve, con un alias: es por enfatizar que lo que importa es el contenido (si se acierta o se yerra, y sus porqués), y no quién sea su autor. Para evitar la nefasta y dogmática costumbre de acoger o execrar según que el autor se avenga a nuestras secretas conveniencias, servilismos o amiguismos; o no.
    Sin embargo, por coherencia con lo allí dicho –eso de que también es necesario saber los contextos para ‘conocer’ realmente los hechos– diré que el alias corresponde a un ya jubilado Prof. PhD. en CC. Económicas y Empresariales, Dr. en CC. de la Información (Tesis de 642 págs.), Ldo. en CC. Biológicas, Ldo. en Derecho, Ecólogo Experto en 16 Disciplinas por la U.Politécnica Madrid y también por ella Especialista en Gestión de Administraciones Públicas (1.200 h/lectivas), Periodista Titulado mediante 4 cursos, 45 asignª, examen de Reválida en 3 ó 4 eliminatorias, y Tesina de Graduación en 240 pág. de texto rigurosamente original inédito; exCandidato al Senado en Madrid en 1977 (42.000 votos ‘individuales’) y 1979 (206.000 votos íd.); y etc.

    Responder
  • Lamentablemente, el tema del plastico ya se fué de las manos y las naciones no estan haciendo nada para revertirlo 🙁

    Responder
  • Genial, Entonces el gusano pasa a ser toxico para otros animales que se comen el gusano y al final de la cadena vuelve a pasar a nuestra comida…

    Responder