Secciones

Consejos Gripe: cómo librarte del virus este invierno

 

VÍDEO: CURIOSIDADES DE LA GRIPE

¿No te libras ni un año de la gripe? Se acerca el invierno y nadie esta a salvo de pescar el virus. Ya sabemos que los cambios en la temperatura incrementan el riesgo de resfriarse. Con la gripe ocurre algo similar. Y es que la difusión de los virus respiratorios en ambientes fríos es mayor.

Aunque el mayor pico epidemiológico suele registrarse en los meses de enero y febrero, no esperes a sentir esos primeros escalofríos y a que te duela todo el cuerpo, la cabeza y la garganta para tomar conciencia. Este año sortea desde ya al virus que circula por todo el mundo.

¿Cómo? Hablamos con el Dr. Vicente Baos, médico de familia y autor del blog sanitario El Supositorio, que nos da unas sencillas indicaciones para hacerle frente a la gripe. Recuerda que se trata de un virus que se disemina persona a persona, no sólo por contacto directo, sino por el contacto con superficies que contengan el virus. ¡Por lo que la higiene será fundamental!

¿CÓMO PREVENIR LA GRIPE?

  • Vacúnate si perteneces a alguno de estos grupos de riesgo: embarazadas, niños de 6 meses a 5 años, ancianos mayores de 65 años, enfermos crónicos o trabajadores de la salud
  • Mantén una higiene escrupulosa de la manos (agua y jabón). Es el mejor remedio y el más barato
  • Trata de evitar el contacto directo con personas que ya estén enfermas
  • Intenta no tocarte demasiado los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta forma.
  • Si ya estás enfermo, vela por los demás: reposo 24 horas en casa y limita el contacto con otras personas todo lo que puedas.

¿QUIÉN TIENE MÁS RIESGO DE CONTAGIO?

  • Niños en el ámbito escolar
  • Por extensión, al resto de la familia (padres, abuelos…)
  • Mayores de 65 años
  • Las personas más vulnerables tienen un mayor riesgo de sufrir las complicaciones gripales: los llamados grupos de riesgo a los que se aconseja la vacuna.

¿CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO?

La gripe es un cuadro severo, a diferencia de un catarro. Hay que saber distinguirlos. Si existen dudas o se siente muy mal, es lógico que se acuda al médico, según el Dr. Baos. “Debemos educar para distinguir una congestión nasal con dolor de garganta y tos, sin fiebre o una fiebre tolerable (catarro) de una fiebre muy elevada, con dolor generalizado y de cabeza y pocos síntomas respiratorios. En este último caso sí puede ser una gripe”, señala.

Te puede interesar: