Secciones

Cambio Climático La gripe ya no nos afectará igual: el cambio climático modificará la difusión del virus

La trasmisión del virus de la gripe puede sufrir cambios por las alteraciones que causa el calentamiento global

El virus de la gripe es uno de los patógenos que tiene una mayor incidencia en la población mundial. De hecho, cada año, los afectados se cuentan por millones y en ocasiones puede llegar a ser una de las causas que provoquen el fallecimiento de cientos de personas.

Sin embargo, lo que hasta ahora conocemos como temporada de gripe, que en el caso de España se prolonga desde los meses de octubre y noviembre hasta marzo y abril, podría variar de forma notable debido al cambio climático.

Este fenómeno está alterando las corrientes de aire y las condiciones climatológicas de todos los lugares del planeta, lo que supone un factor de trasmisión fundamental para el virus de la gripe.

Evolución de la gripe por el calentamiento global

Un reciente estudio ha realizado una simulación que combina las alteraciones climáticas y los patrones de viaje de las personas para investigar la influencia del cambio climático en la propagación enfermedades infecciosas transmitidas por el aire, como la gripe.

Tras analizar los datos, los expertos señalan que la gripe avanzará una media de cinco días más despacio en el año 2040 que a finales del siglo XX. Una tendencia que varía de forma notable en función de la región geográfica del país. 

El cambio climático modifica las corrientes de aire y las condiciones climatológicas del planeta, factores de transmisión fundamental para el virus de la gripe

Así, en las zonas más cálidas del planeta, como en el centro de África, la gripe acelerará su propagación en más de una semana. Mientras que, en áreas más frías, la evolución de su incidencia puede verse reducida. 

No obstante, hay que tener en cuenta que en estas previsiones pueden variar debido a factores como la evolución de la población de las próximas décadas, el tráfico aéreo, las vacunas, la higiene e incluso la calidad de la atención médica.

Todos ellos factores fundamentales que pueden ayudar a controlar la evolución de una enfermedad infecciosa en caso de pandemia, como es la gripe.

Virus más fuertes y epidemias más severas

Estudios anteriores ya habían pronosticado que las temporadas de gripe serían más severas debido al cambio climático. En concreto, según estas estimaciones, si el calentamiento global continúa, los inviernos cálidos se volverán más comunes, y el impacto de la gripe probablemente será más fuerte, tal y como publicaron en la revista PLOS Currents.

«Parece que menos personas contraen la gripe durante los inviernos cálidos, y esto hace que una gran parte de la población permanezca vulnerable en la próxima temporada, lo que provoca una emergencia temprana y fuerte», señalaba Sherry Towers, profesora de investigación en el Centro de Ciencias Matemáticas, Computacionales y de Modelado de la Universidad Estatal de Arizona y autora principal de un estudio sobre la evolución de la gripe en un comunicado

«Además, cuando una temporada de gripe comienza excepcionalmente temprano, gran parte de la población no ha tenido la oportunidad de vacunarse, lo que podría empeorar la incidencia del virus en esa campaña”, añadía.

Consulta el estado de la gripe

A través de Eltiempo.es se puede consultar el estado de la difusión e intensidad de la gripe en España actualizado de forma semanal y para cada Comunidad Autónoma. La sección de Gripe ofrece esta información, la cual muestra el predominio de distintos tipos de virus según la región del país.

Por último, la sección amplía la cobertura informativa a través de una serie de notas sobre la situación de la gripe en España y en otras zonas del mundo.