Secciones

Actualidad Mucho frío, pero sin apenas gripe este año todavía. ¿Por qué?

Las medidas preventivas adoptadas por el coronavirus para frenar los contagios de COVID-19 es probable que minimicen la incidencia de los virus respiratorios como la gripe

VÍDEO: CÓMO DIFERENCIAR LA GRIPE, DEL CORONAVIRUS Y UN RESFRIADO

La llegada de las bajas temperaturas y el frío de las últimas semanas ha sido una generalidad en todo el país que suele ir parejo con una mayor incidencia de virus respiratorios por esta época del año y, en especial de enfermedades como la gripe. Sin embargo, por el momento, este año 2020 apenas se están registrando contagios de gripe.  

Según los científicos, la causa más probable de esta escasa incidencia se debe principalmente a las medidas de prevención del coronavirus, principalmente, la mascarilla, el distanciamiento social o la limitación del número de personas en las reuniones, entre muchas otras.  

«La disminución generalizada de la circulación de virus gripales se ha observado a nivel mundial, de forma simultánea a la pandemia de COVID-19 (en el hemisferio sur) y a las medidas de mitigación implementadas en la comunidad para reducir la transmisión de enfermedades respiratorias», apuntan los responsables del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España.

Los datos de gripe presentados deben interpretarse con cautela

En este sentido, un reciente estudio ha destacado que este año la gripe estacional en el hemisferio sur ha sido notablemente inferior con respecto a temporadas anteriores. Una situación que previsiblemente se producirá en el hemisferio norte.

“En los países en los que se se mantienen las medidas de mitigación como las mascarillas, el distanciamiento social, cierre de escuelas o el teletrabajo, se puede tener poca circulación de gripe durante la temporada 2020-2021”, apuntan los autores de este trabajo publicado en la revista científica Morbidity Mortality Weekly Report 

Ausencia de virus gripales de momento

Por su parte, según el último Informe semanal de Vigilancia de la Gripe y otros virus respiratorios en España detalla que por el momento no se han notificado detecciones de virus de la gripe procedentes de los laboratorios que forman parte del SVGE. Una situación que se está repitiendo en todo el planeta.

«A nivel mundial, a pesar de un aumento en la frecuencia de diagnósticos de gripe en algunos países, la actividad gripal se mantiene en niveles más bajos de lo esperado para esta época del año», apuntan desde esta entidad.

“Sin embargo, en el contexto de la pandemia de COVID-19, los datos de gripe presentados deben interpretarse con cautela, especialmente en términos de patrones estacionales”, señalan desde este organismo. De hecho, estas circunstancias han obligado a adaptar los modelos y sistemas de vigilancia con el objetivo de vigilar la gripe y COVID-19 conjuntamente esta temporada y las próximas.

La pasada temporada el umbral epidémico de la gripe se superó en las primeras semanas del mes de enero

Además, debido a la particularidad de este año y a las medidas sanitarias de prevención adoptadas para reducir los contagios por coronavirus, como la mascarilla, el distanciamiento social y la vacunación masiva, se espera que la incidencia de la gripe sea inferior a la registrada otros años, según los expertos. 

Alerta en la población

Hay diferencia entre la circulación de virus gripales en esta temporada a la que hubo en la temporada previa 2019-20, en la misma semana de vigilancia. 

Los expertos indican, en cualquier caso, que el virus de la gripe es impredecible

En el Informe de la semana 49/2019 se señalaba que se habían notificado 65 detecciones centinela de virus gripales. Actualmente, en la temporada de gripe 2020-2021, hasta el momento sólo se ha identificado un virus de la gripe en Aragón en la semana 46/2020 procedente de fuentes no centinela. Sin embargo, los expertos advierten de que hay que permanecer en alerta a pesar de la baja incidencia.

La pasada temporada el umbral epidémico se superó en las primeras semanas del mes de enero y la máxima incidencia de la gripe llegó en los primeros días del mes de febrero. Unos similares a los registrados en la temporada 2018-2019 según destacan desde el Comité Asesor de Vacunas.

“El virus de la gripe es impredecible y ya hemos tenido antecedentes de circulación muy baja de virus gripales a principios de este siglo, en la temporada 2000-01”, apuntan estos expertos.