Secciones

Actualidad Granizo como pelotas de tenis en estos días: ¿por qué?

Este tipo de precipitación en estado sólido puede llegar a adquirir el tamaño de una pelota de tenis según la virulencia de la nube

VÍDEO: ¿CÓMO SE FORMA EL GRANIZO?

Las tormentas en ocasiones van acompañadas de granizo, como las que estamos teniendo durante estas semanas en varios puntos de España. Unas bolitas de hielo que si las mantenemos en la mano se deshacen al instante. Sin embargo, este puede llegar a adquirir un tamaño mucho más grande, similar a una pelota de tenis.

¿Cómo se forma el granizo?

Antes de nada debemos conocer qué es el granizo y por qué toma esa forma. Compuesto principalmente por hielo, el granizo se forma en los cumulonimbos. Estas nubes son de gran desarrollo vertical, internamente formadas por una columna de aire cálido y húmedo que se eleva en forma de espiral rotatorio. Son las que vemos en las tormentas, y las responsables de que se forme el granizo.

Cuando en el interior de las nubes el agua asciende a las partes altas, toma una temperatura más baja, y por debajo de -15ºC se comienza a formar el granizo. Una vez que el tamaño no permite mantenerse más tiempo en el aire caen por acción de la gravedad.

¿De qué depende el tamaño del granizo?

Las corrientes de aire ascendentes que tienen lugar en los cumulonimbos impulsan las gotas hacia arriba generando nuevas capas de hielo para volver a bajar, fundirse y volver a subir. Dependiendo de las veces que sube y baja dentro de la nube, el granizo se hace más o menos grande.

Para la formación del granizo se requiere una temperatura mínima de -15ºC

Para saber las veces que ha pasado el nivel de congelación es tan sencillo como partir por la mitad el granizo. Si lo haces verás como en su interior se reflejan estos movimientos ascendentes y descendentes. El hielo blanco responde a la presencia de gran cantidad de aire dentro del agua, es decir, el ascenso del granizo dentro de la nube.

Por su parte, el hielo transparente indica el descenso del granizo. De esta forma, se puede deducir que las dimensiones e intensidad de la tormenta son las responsables de que en ocasiones el granizo sea más grande de lo habitual, incluso llegando a tener el tamaño de una pelota de tenis.

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder