Secciones

Cambio Climático Grandes icebergs a la deriva: una amenaza para la vida en las regiones polares

En 2020 hemos visto Icebergs del tamaño de la provincia de Valencia surcando el océano Austral

VÍDEO: IMÁGENES DE SATÉLITE MUESTRAN LA DESINTEGRACIÓN DE LOS MAYORES GRACIARES DE LA ANTÁRTIDA

Un Iceberg nombrado A68a por el Centro Nacional de Hielo ya lleva años surcando el océano desde que se desgajó de la plataforma de hielo Larsen C en Antártida allá por el mes de julio de 2017.

Entonces, medía más de 4.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de la provincia de Valencia.

Las últimas imágenes del Sentinel/Copernicus revelan que el iceberg A-68A, uno de los más grandes de todos los tiempos, se ha roto en varios pedazos, con dos grandes fragmentos de hielo desprendiéndose del iceberg principal y flotando en mar abierto en el Atlántico Sur.
 

Un iceberg de tales dimensiones puede suponer una gran amenaza no solo para la navegación, también para la población humana y animal en territorios próximos

Por eso, estos últimos años, los expertos, se han preguntado si estamos viendo más icebergs y de mayor tamaño estás últimas décadas desde que el planeta se calienta más. 

Sabemos que las regiones polares se calientan a un ritmo mayor que otras zonas del planeta. Un escenario que favorece el deshielo acelerado y la posible formación de estas inmensas islas de hielo flotante. Aún así, no hay consenso entre los científicos que las investigan y siguen de cerca su formación y desplazamiento. 

Las regiones polares se calientan a un ritmo mayor que otras zonas del planeta favoreciendo el deshielo acelerado y la posible formación de grandes iceberg

La mayoría si parece justificar la presencia de un mayor número de icebergs debido al calentamiento global y otros cambios atmosféricos y oceánicos relacionados. Otros sin embargo, señalan que no sabemos si el número ha aumentado durante las últimas décadas, dado que los gigantescos icebergs solo se detectan con el uso de satélites. 

El deshielo acelerado tanto en el Ártico como Antártida acumula más agua sobre la superficie del hielo continental que a su vez acelera aún más el deshielo.

Lo que sí parece más evidente, según apunta Carolina Gabarró del instituto de Ciencias del Mar del CSIC, es que el deshielo acelerado tanto en el Ártico como Antártida acumula más agua sobre la superficie del hielo continental. Cuando sustituyes hielo por agua en la superficie, esta acaba absorbiendo más energía, lo que favorece la ruptura del hielo y la formación de icebergs. 

El gran iceberg A68a se fragmenta pero aún supone una amenaza

Hace ya 3 años y medio que se sigue de cerca el rumbo y la estructura del A68a. Es especialmente preocupante porque aunque se ha ido fragmentando en grandes tamaños de hielo, amenaza a la isla de Georgia del Sur. Esta se encuentra en plena ruta de la mayoría de los icebergs (¨callejón de los icebergs¨) que se desprenden de esta región de Antártida. 

Imagen de satélite de la plataforma de hielo Larsen C de donde se ha desprendido el iceberg A68a. Fuente : ESA (European Space Agency)

Entre otros, A68a ha dado a luz a un trozo de hielo más pequeño pero de tamaño considerable. Ahora conocido como A68d, podría suponer otra amenaza para la vida silvestre en Georgia del Sur si se acaba acercando demasiado y se queda atrapado en el fondo marino.

Hasta ahora, los icebergs no han encallado, pero a los científicos les preocupa que las corrientes oceánicas los lleven hacia el sureste, lejos de la isla, para luego devolverlos por el oeste. Si esto ocurre, tendría un impacto considerable sobre las colonias de pingüinos y otros animales marinos.

El papel fundamental de los icebergs regulando la salinidad del agua

No es inusual tener icebergs, incluido uno de este tamaño, a la deriva en el Atlántico Sur entre Antártida y la Isla Georgia del Sur. Según los expertos, los icebergs tabulares que se desprenden de las plataformas de hielo como A68a juegan un papel importante en el transporte de agua dulce desde el hielo antártico hacia el Océano Austral

Se espera que estos icebergs aumenten en frecuencia a medida que aumentan las temperaturas del aire y del mar en la región, lo que llevaría a un mayor transporte de hielo al mar.

En Febrero de 2020 se registro la temperatura más elevada en Antártida.

La Península Antártica, donde se encuentra la plataforma de hielo Larsen C, es una de las zonas de mayor calentamiento del mundo. En febrero, se registró una temperatura de 21 grados en la isla Seymour de la Península Antártica, que puede ser la temperatura más alta registrada en el continente. 

Estudiar grandes icebergs para entender mejor su impacto

Para entender mejor el proceso por el cual los grandes icebergs se rompen y cuales son sus efectos en el océano y los ecosistemas circundantes, el British Antarctic Survey (BAS) planea liderar una misión de investigación al iceberg. 

Los investigadores utilizarán planeadores robóticos submarinos que pueden navegar bajo el agua para recopilar datos sobre el iceberg y las aguas circundantes.

El deshielo de grandes glaciares puede afectar a las grandes corrientes oceánicas sobre todo en el océano Austral.

En el Océano Austral, la inyección de agua dulce de grandes icebergs tabulares puede influir en las grandes corrientes oceánicas. Algunas se mueven gracias a las diferencias de densidad entre el agua más salada que tiende a hundirse, y el agua más dulce que pesa menos y permanece cerca de la superficie.

El desprendimiento de icebergs de las plataformas de hielo como Larsen C no afecta el aumento del nivel del mar, ya que las plataformas ya están flotando sobre agua.

Sin embargo, si pueden acelerar el transporte de hielo tierra adentro, lo que de alguna manera sí acabará contribuyendo a aumentar el nivel del mar.