Secciones

Actualidad ¿Está el Mediterráneo preparado para tantas gotas frías?

Los temporales y las lluvias intensas son frecuentes durante el otoño y la primavera en el litoral este del país.

Esta semana llega una nueva DANA o gota fría al arco Mediterráneo, con intensas precipitaciones. Unos fenómenos meteorológicos que se repiten de manera recurrente en todo el litoral este del país y que causa importantes destrozos, principalmente porque muchos puntos del país no están preparados para tal volumen de agua en tan poco tiempo.

Intervención de Bomberos para terminar de derribar y retirar árboles caídos o a punto de caer / Fuente: Ayuntamiento de Coín

“El hecho de que haya gotas frías en otoño es normal. Es algo habitual en la circulación atmosférica de latitudes medias donde se encuentra la Península Ibérica”, detalla a Eltiempo.es Jorge Olcina, catedrático de análisis geográfico, responsable del Instituto de Climatología de la Universidad de Alicante y presidente de la Asociación de Geógrafos.

Las ciudades españolas no están preparadas para este tipo de lluvias

No obstante, a pesar de la normalidad de estos eventos, en las zonas más afectadas tradicionalmente por la DANA, como el Levante, no se han llevado a cabo las medidas oportunas para evitar los daños que pueden provocar estos fenómenos.

“Realmente no estamos preparados para la gota fría o DANA. Al menos, no para los fenómenos que ocasionan lluvias torrenciales de gran intensidad”, explica Olcina.

Limpieza de ramblas y barrancos

En este sentido,en muchos puntos de España se han realizado múltiples obras para encauzar o desviar las cursos fluviales principales. Pero apenas se ha actuado para adecuar los barrancos y ramblas para que sean capaces de soportar las crecidas súbitas que se generan con las gotas frías.

“Las ciudades españolas y especialmente las del mediterráneo, donde se producen estos fenómenos con más frecuencia, no están preparadas para este tipo de lluvias. Deben adecuar sus sistemas de evacuación de agua pluvial al tipo de lluvias que se generan en estas situaciones y que son lluvias de gran intensidad horarias que pueden descargar hasta 100 litros por metro cuadrado en apenas una hora u hora y media”, advierte el experto.

Más DANAs por el cambio climático

Además, hay que tener en cuenta que debido al cambio climático y al calentamiento global, se están produciendo cambios en la circulación de la corriente en chorro, responsable principal en la formación de estas DANAs o gotas frías, lo que aumenta su frecuencia e intensidad.

Estos fenómenos podrían agravarse y ser más recurrentes en el tiempo a causa del impacto del cambio climático

“Esta alteración está ocasionando que se formen más gotas frías y en cualquier época del año. Hasta ahora, el calendario de máximo riesgo de gotas frías se desarrollaba entre septiembre y noviembre, sin embargo, actualmente se ha prolongado prácticamente a todos los meses del año”, apunta el experto.

Por otro lado, se debe añadir que este tipo de fenómenos pueden afectar a todo el territorio español. Sin embargo, son más frecuentes e intensas en el litoral mediterráneo, en el golfo de Vizcaya o el archipiélago canario, las regiones en las que las consecuencias de las intensas lluvias son más graves e importantes.

«Que ocurran en estas áreas tiene una relación con el calentamiento que se registra en las aguas del mar próximas en determinadas épocas del año. Así, en el litoral mediterráneo ocurren en el final de verano y otoño, en el País Vasco durante el verano, especialmente agosto y en Canarias en primavera”, subraya Olcina.

Daños de la DANA

Otro de los aspectos importantes es que estos eventos virulentos se suelen producir en forma de tormentas intensas más puntuales o mediante enormes trombas de agua que afectan a varias provincias.

Ambas situaciones, vinculadas a la gota fría o DANA, en función de la intensidad y el volumen de las precipitaciones, provocan crecidas notables de los ríos, ramblas y barrancos, lo que genera importantes inundaciones.

Antes las DANAs ocurrían entre septiembre y noviembre, ahora durante todo el año

“Estas consecuencias causan graves daños económicos, tanto en la agricultura como en el ámbito urbano ya sea en viviendas, locales, garajes y mobiliario urbano”, explica Olcina.

De hecho, una de las últimas gotas frías que afectaron al país, a finales de septiembre de 2019 dejó numerosos daños materiales, pérdidas millonarias en el sector agrícola e incluso daños personales, con varios fallecidos en diversos puntos del país.