Secciones

Consejos Trucos infalibles para evitar empañar las gafas con la mascarilla cuando llega el frío

La condensación generada al respirar puede dificultar la visión de las personas que llevan gafas debido al uso de la mascarilla

La llegada de las bajas temperaturas es un problema añadido este año para aquellas personas que llevan gafas, más aún en este otoño, invierno tan particular.

El uso obligatorio de la mascarilla debido al coronavirus ha hecho que el empañamiento de las gafas sea un fenómeno muy habitual al que se enfrentan millones de ciudadanos en su día a día cuando bajan a la calle. Más ahora, en los meses más fríos, por la condensación que se produce con la respiración.

¿Sabes por qué se te empañan las gafas cuando te pones la mascarilla? Los cristales se empañan por la diferencia de temperatura y humedad existente entre el aire que respira una persona, mucho más caliente, y el que rodea y al que se encuentran los cristales de las gafas.

La diferencia de temperatura y humedad existente entre el aire que respira una persona, mucho más caliente, y el que rodea provoca que se empañen las gafas

Así, al respirar, el aire ambiente cálido y húmedo de nuestros pulmones, al entrar en contacto con los cristales, se condensa de tal manera que se empañan e incluso pueden aparecer gotas de agua, más aún si los cristales no están bien limpios y tienen trazas de aceite, suciedad o polvo, 

Debido a este fenómeno aparece el vaho sobre las gafas dificultando la visión, una situación muy molesta ya que impide ver con claridad y se repite de forma constante sino se toman las medidas adecuadas .

Consejos para evitar que se empañen las gafas con la mascarilla

Te ofrecemos varios trucos que pueden funcionarte para evitar que las gafas se empañen con la mascarilla en otoño e invierno y ante las bajas temperaturas. No obstante, hay que tener en cuenta que antes de recurrir a cualquier tipo de producto en los cristales, que no sea agua o jabón, lo más adecuado es acudir a un profesional u óptica para evitar producir daños en las lentes. 

1 – Solución basada en agua y jabón / espuma de afeitar

El primer truco contra las gafas empañadas por la mascarilla se basa en aplicar una solución basada en agua y jabón sobre los cristales y dejarlos secar. De este modo, una simple limpieza servirá para eliminar los aceites y la suciedad de las gafas y reducirá las partículas en las que el vapor de agua exhalado puede condensarse.

Pero no solo jabón, también puede aplicarse espuma de afeitar e incluso en algunos casos, se recurre a la saliva, como en el caso de los buceadores. 

2 – Spray Antivaho

El segundo método para no tener las gafas empañadas requiere el uso de un spray antivaho. Este producto suele aplicarse en forma de aerosol y funciona de tal manera que su composición reduce la tensión superficial del agua, por lo que en lugar de empañarse,  se producen gotas diminutas que dificultan menos la visión. 

3 – Mascarilla más ajustada

Por último, otra de las opciones es conseguir una mascarilla que se ajuste perfectamente a la nariz, de tal manera que evite que el aire caliente y húmedo se disperse hacia los cristales. De este modo, se evita el empañamiento de los cristales.

De forma casera, esto puede conseguirse con un pequeño trozo de tela, un esparadrapo. Aunque lo mejor siempre es optar por una buena mascarilla, de la talla precisa para cada persona. 

4 – Tirita o ajustadores para la nariz

Con el fin de que la mascarilla se pegue lo máximo posible a nuestra cara, y no queden huecos donde salga el aire de nuestra respiración caliente, se pueden utilizar ajustadores de mascarilla a la nariz. Ya están disponibles en tiendas. Otro truco casero es pegar la mascarilla a la nariz con una tirita o un trozo de esparadrapo.

  • Con todo mi respeto hacia el autor…
    ¿Consejos?
    ¿Mascarilla más ajustada? 🙁
    Ya basta.
    Una vez más vemos como la aberrante mascarilla oprime la respiración y el sentido común.
    Piensen por sí mismos y busquen evidencias científicas.

    Responder