Secciones

Actualidad Fish Hoek, la playa de los tiburones blancos

¿Serías capaz de bañarte en una playa donde son habituales los tiburones? Esto se deben preguntar los habitantes de Fish Hoek, una localidad de Sudáfrica que es conocida por albergar una de las mayores poblaciones de tiburones blancos del mundo.

A simple vista, la playa se sitúa en un lugar ideal para disfrutar de las vacaciones con sol, playa y buen ambiente. De hecho, posee unas aguas claras que permiten disfrutar de un paseo en barca y poder contemplar el fondo del mar. El problema es que en ocasiones el agua alberga unos animales poco deseados, el tiburón blanco.

El calor de estas aguas es muy apetecible para los tiburones, y más en verano, cuando se vuelven más agresivos con las altas temperaturas. Cada año decenas de bañistas son atacados por estos animales marinos, siendo en ocasiones mortales.

Para proteger a los bañistas, desde Sudáfrica han desplegado un grupo de vigilantes que observan con prismáticos cada rincón del agua en busca de los tiburones. Cuando localizan uno tienen la obligación de accionar una sirena y mostrar una bandera con un tiburón negro sobre fondo blanco. Entonces es momento de salir del agua con la mayor rapidez.

 

El calentamiento global reduce el habitat de los tiburones

En los últimos años se están viendo tiburones en zonas cercanas a la costa donde nunca antes se habían visto. Se cree que es debido al calentamiento climático. Como las temperaturas del agua aumentan, los tiburones entran en nuevos territorios, como zonas de pesca cercanos a la costa.

La escasez de comida es una de las razones principales por la que los tiburones recorren grandes distancias, viéndose obligados en muchos casos a acercarse a las playas en busca de alimento. En contra de lo que mucha gente piensa, atacar a un ser humano es de las últimas opciones.

 

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder