Secciones

Actualidad El Niño 2015 vs 1997

Las condiciones de El Niño durante este año 2015 se están intensificando en el Pacífico Ecuatorial, dando lugar a un episodio que podría superar al anterior récord de 1997-1998, y va camino de ello por lo menos en términos de la temperatura de los océanos.

Recientemente la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) ha publicado una comparación entre las temperaturas superficiales del agua en noviembre de 1997 (cuando El Niño alcanzó su nivel máximo) y julio de 2015:

Se puede afirmar a partir de esta imagen que El Niño de 2015 muestra anomalías positivas de las temperaturas superficiales del agua desde Alaska hasta Perú. El gran volumen de agua cálida a lo largo de la costa este del Pacífico parece superar en tamaño y fuerza a la de El Niño de 1997-1998.

El fenómeno de El Niño de 1997-1998 se caracterizó por el récord de anomalías cálidas en la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico ecuatorial (este y central). En lo que va de 2015, el aumento del calentamiento ecuatorial va acompañado de una fase positiva de la Oscilación Decadal del Pacífico (PDO), que se caracteriza por unas persistentes anomalías cálidas de la temperatura superficial del agua en el noreste del Pacífico,

afirman desde la NOAA.

Casi todos los modelos predicen que El Niño continuará durante el invierno 2015-2016 en el Hemisferio Norte, y muchos de ellos pronostican una anomalía positiva de hasta 2.5 ºC en la temperatura de los océanos en su momento de máxima intensidad.

En total, se espera con una probabilidad superior al 90% que El Niño continúe durante el invierno, y también durante el inicio de la primavera de 2016 con una probabilidad del 80%.

Es pronto para asegurar que El Niño 2015 superará al de 1997, pero todo apunta en esa dirección. Además, es probable que el calor liberado por el océano provoque que la temperatura global en 2015 sea una de las más altas registradas, como ocurrió en 1998.

Hay que tener en cuenta que cada evento de El Niño es diferente, el producto de las condiciones en el océano y la atmósfera son únicos para cada lugar y momento determinado, por lo que los impactos no tienen por qué ser exactamente los mismos.

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder