Secciones

Previsión Europa se prepara para otro verano tórrido

Las mayores anomalías, con valores 1- 2oC por encima de la media habitual, se localizan en el interior de la Península Ibérica en julio

VÍDEO: ¿CÓMO SE ESPERA ESTE VERANO EN EUROPA?

Este mes de junio Rusia está viviendo temperaturas históricas. La capital, Moscú, ha llegado a registrar máximas de hasta 32oC y muchos residentes han tenido que ser evacuados a edificios  refrigerados para combatir el intenso calor. 

Estas mini olas de calor también se están produciendo desde mayo en otras zonas del país e incluso en otros países del norte de Europa donde habitualmente no están acostumbrados a estos calores ni en pleno mes de agosto.

Con la tendencia que estamos viendo en plena primavera,  muchos residentes de Europa se preguntan si se puede repetir la situación del verano pasado. Un escenario que muchos recuerdan porque las temperaturas se mantuvieron bien por encima de la media habitual en amplias zonas del noroeste del continente. Con los calores también llegaron los incendios, otro de las grandes preocupaciones de los europeos en verano.

Durante el verano de 2018, un buen número de países del oeste y norte de Europa sufrieron con el intenso calor que se prolongó durante semanas.

Las predicciones realizadas para los meses de verano por el sistema S4 basadas en el modelo ECMWF (European Centre for Medium-Range Weather Forecasts) apuntan a que este verano 2019 también será un verano más cálido de lo habitual en amplias zonas del continente.

Los datos calculados no especifican la duración o intensidad de lo que seguramente serían episodios de intenso calor, pero sí dejan clara cuál es la tendencia de este verano 2019 en el viejo continente. 

Junio

El mes de junio, que ya está en marcha, llega marcado por temperaturas 1 a 3oC más altas de lo habitual en amplias zonas del interior de Europa. Podrían ser especialmente elevadas en el sur de Escandinavia y en una amplia franja que se extiende desde centro-oeste de Europa hasta el centro de Rusia, Ucrania y otras zonas del sudeste del continente.

En España, el mes de junio aún puede experimentar temperaturas por encima de lo habitual en zonas del interior peninsular.  

Anomalias de temperatura a 2 metros para el mes de junio. Fuente: ECMWF

Julio

Durante el mes de julio se mantiene la tendencia de junio, con anomalías de temperatura positiva en gran parte de Europa. Las más marcadas, con valores promedio 1 a 2oC por encima de la media habitual se localizan en el interior de la Península Ibérica, en gran parte de Francia y de nuevo en los países del este-centro del continente.

Pocas zonas deberían experimentar un mes de julio más fresco de lo habitual, aunque cabe resaltar las anomalías negativas que rondan las islas más orientales de Canarias.

Anomalías de temperatura a 2 metros para el mes de julio. Fuente: ECMWF

Agosto

En agosto también se esperan temperaturas por encima de lo normal en muchas zonas de Europa, aunque la intensidad de las anomalías se diluye algo respecto a meses anteriores.

De nuevo destacan los valores positivos que dominan en el interior de la Península Ibérica y los valores positivos más intensos en Francia y gran parte del centro-este del continente. Aparecen anomalías negativas de temperatura en las costas del sudeste peninsular y de nuevo en las islas orientales de Canarias. 

Anomalias de temperatura a 2 metros para el mes de agosto. Fuente: ECMWF

Septiembre

Europa continúa siendo una gran extensión de temperaturas positivas y se repiten los patrones observados durante otros meses de verano. Se mantienen las anomalías positivas de temperatura en el interior peninsular, y se intensifican en algunas zonas del Atlántico norte, al nordeste de Islandia.

El centro-este de Europa mantiene una amplia zona de anomalías positivas de temperatura que oscilan entre 1 y 2oC.

Anomalías de temperatura a 2 metros para el mes de septiembre. Fuente: ECMWF