Secciones

Consejos Estrés postvacacional: estos alimentos aunque no lo creas te ayudarán

Alimentos que favorecen la producción de serotonina que nos ayudarán a nivelar el estrés y mejorar nuestro bienestar

Se acaba el verano, arranca el mes de septiembre y volvemos a la rutina: el trabajo, madrugar, la familia, las obligaciones… El 68% de los españoles sufre el conocido como ‘estrés postvacacional’, con sus síntomas correspondientes de desgana, tristeza y apatía.

¿Cómo superar estos sentimientos tan comunes tras el fin de las vacaciones? Existen multitud de consejos para animarnos y coger energía tras el verano, pero la alimentación también puede jugar un papel fundamental en este sentido. Una dieta adecuada nos puede ayudar a superar de forma más rápida el estrés postvacacional.

El 68% de los españoles sufre el conocido como ‘estrés postvacacional’

Existen muchos alimentos que favorecen a la producción de serotonina que, como sabéis, son nuestras ‘hormonas de la felicidad’, las que nos ayudan en cierta manera a generar una sensación de bienestar y tranquilidad de forma equilibrada.

Otros, nos ayudarán a elevar nuestra energía y regenerar nuestro organismo tras los excesos del verano y el parón que muchos realizamos. En cualquier caso, si requieres de una dieta específica consulta siempre a tu médico especialista antes de seguir cualquier pauta.

Las moras

Consideradas un ‘súper-alimento’, las moras son un fruto de temporada en los meses de septiembre y octubre. Basta con salir al monte y podrás cogerlas con facilidad. Existen multitud de recetas para consumirlas: postres, mermeladas, batidos, ensaladas… Sus propiedades son un ‘regalo’ para nuestro organismo.

Algunos beneficios de las moras:

  • Antocianinas: beneficios antioxidantes
  • Alto contenido en vitaminas C y E
  • Reduce enfermedades coronaria e infecciones urinarias
  • Control de glucosa

Legumbres

Las legumbres deben ser siempre un ‘básico’ de todas las dietas. Pero si te has propuesto cuidar tu alimentación después de las vacaciones, deberás introducirlas con más frecuencia a lo largo de la semana. Son una gran fuente de nutrientes que nos ayudarán a tomar energía sin el aporte calórico.

Algunos beneficios de las legrumbres:

  • Contienen poca grasa 3%
  • Aportan vitamina B, calcio, potasio y magnesio
  • Ayudan a una relajación tanto física como mental
  • Son ricas en fibra: nos ayudan a ir al baño

Cítricos

Dale a tu cuerpo tras las vacaciones un ‘subidón’ de vitamina C, fundamental para tus neurotransmisores. La encontrarás no sólo en naranjas y limones, también en alimentos como el kiwi, pimientos rojos y verdes, brócoli y tomates. Te ayudará además a retomar la fuerza de tus huesos y músculos tras el parón del verano.

Algunos beneficios de los cítricos:

  • Mejora los niveles de dopamina y serotonina
  • Imprescindible para el colágeno de huesos, músculos y cartílagos
  • Protegen la piel y ayudan a mantener el bronceado
  • Acción antioxidante

Avena

En el yogurt, para hacer tortitas, en la leche… Si no sueles meter en el carrito de la compra cuando vas al supermercado la avena, te lo recomendamos para incorporarlo en tu alimentación. ¿Por qué? Porque es rica en triptófano y aminoácidos, beneficiosos para nuestras hormonas de serotonina, que nos aportará una mayor sensación de bienestar.

Algunos beneficios de la avena:

  • Ayuda a perder peso por su bajo nivel calórico
  • Mantiene el colesterol a raya
  • Son fuente de energía
  • Ayuda a regenerar los tejidos

Yogurt

Sin duda, el yogurt en un buen recurso a introducir entre las comidas principales. Y más en esta época del año. Además de ayudarnos a hacer las seis comidas recomendadas a lo largo del día, son una fuente importante para la producción de serotonina, relacionada con nuestro estado de ánimo. Nos ayudará también a regular el sueño y retomar las rutinas por la noche.

Algunos beneficios del yogurt:

  • Regenera la flora intestinal
  • Controla el estrés y temperatura corporal
  • Alto contenido en vitamina B12
  • Prevención de enfermedades cardiacas

Chocolate negro

¡Sí, chocolate! Probablemente este alimento te ayude a retomar las rutinas en tu dieta tras las vacaciones con más ánimo. El chocolate negro está demostrado que tiene numerosos beneficios para nuestra salud y también para nuestro estado de ánimo. No hay que pasarse eso sí. Consumir al día 40-50 gramos puede mejorar la producción de hormonas que reducen el estrés.

Algunos beneficios del chocolate negro:

  • Fuente de energía
  • Disminuye presión arterial
  • Produce sensación de bienestar
  • Previene envejecimiento de la piel

Vino tinto

Otro ‘capricho’ salusable a introducir en nuestras dietas tras el verano. Sin abusar de él, ya que se trata de una bebida alcohólica, está demostrado que el vino tinto consumido con moderación es una fuente insuperable de antioxidantes gracias al líquido procedente de las uvas. Se recomienda consumir entre 2 a 7 vasitos de vino tinto a la semana.

Algunos beneficios del vino tinto:

  • Retarda el envejecimiento
  • Reduce niveles de ansiedad
  • Previene presión arterial
  • Aumenta endorfinas
  • Protege contra quemaduras solares