Secciones

Actualidad Estos son los plásticos más frecuentes en el Mediterráneo

Fragmentos de polietileno, polipropileno y poliéster son los principales componentes de la contaminación por plásticos de la costa mediterránea

El mar Mediterráneo es uno de los más contaminados del mundo y sufre de una presencia masiva de plásticos en sus aguas. Unos restos de las actividades humanas que un grupo de investigadores ha identificado principalmente como fragmentos de polietileno, polipropileno y poliéster.

Todos ellos, basuras que se arrojan en nuestras costas o que llegan al mar arrastrados por los vientos o los ríos en el momento de su desembocadura.

Se encuentran sobre todo cilindros y esferas pequeñas, espuma de poliéster, filamentos de redes de pesca y muchas piezas de plástico de composiciones químicas variadas.

“Los microplásticos encontrados en las costas mediterráneas tienen forma redonda y son pequeños, de un milímetro y de peso ligero, lo que podría sugerir un estado de deterioro avanzado y, por lo tanto, una larga permanencia en el medio ambiente marino», señala William P. de Haan, investigador principal del estudio y experto en geociencias marinas. En concreto, el 95% de estas basuras son microplásticos – fragmentos de longitud inferior a 5 mm-.

Tipos de plásticos en el Mediterráneo

En este trabajo, los autores han analizado la composición de más de 2.500 muestras recogidas en diferentes campañas oceanográficas entre las que se han localizado cilindros y esferas pequeñas, espuma de poliéster, filamentos de redes de pesca y muchas piezas de plástico de composiciones químicas variadas.

De todas ellas, más del 50% son elementos fabricados en polietileno, el 16% en polipropileno y entorno al 10% de poliéster.

“Estos microplásticos provienen sobretodo de actividades terrestres y la aportación por parte de los ríos, especialmente de carácter más urbano, podría ser importante, especialmente durante lluvias torrenciales”, apunta P. de Haan.

«Alrededor del 66% de los microplásticos que encontramos en agregados marinos -polietileno, polipropileno y poliestireno expandido- son microplásticos de baja densidad en el mar», señala Anna Sánchez-Vidal, otra de las investigadoras del estudio.

Esta hipótesis podría explicar la presencia de microplásticos de baja densidad en grandes profundidades marinas en todo el mundo, y por qué la abundancia de los plásticos que flotan en la superficie del océano son más bajos de lo esperado «, agrega.

Los modelos indican que el Mediterráneo oriental se encuentra más contaminado por plásticos que el occidental

Es más, en ciertos puntos de la costa mediterránea española, los autores llegaron a contabilizar concentraciones de hasta 500.000 microplásticos por kilómetro cuadrado muy por encima de la media, 100.000 microplásticos por kilómetro cuadrado que existe en otras áreas del mar.  

«Estos resultados coinciden con estudios realizados en otras regiones del Mediterráneo, un ecosistema marino considerado como uno de los mayores depósitos de microplásticos flotantes del mundo», señala William P. de Haan.

De hecho, los modelos numéricos con los que trabajan los expertos indican que el Mediterráneo oriental se encuentra más contaminado por plásticos que el occidental.

Zonas más afectadas por la contaminación en el Mediterráneo

En cuanto a las áreas estudiadas, los expertos han encontrado la mayor concentración de contaminación por plásticos en la zona costera catalana en el municipio de Tordera y en otros puntos del litoral con una gran densidad de población, afluencia de turismo, playas y diversas actividades marinas.  

Por su parte, en Murcia y Almería, debido a las corrientes marinas, la variedad de polímeros es aún mayor, y más pesados por lo que se hunden más fácilmente.

Esta diversidad de microplásticos en el mar con respecto a la composición y el color, así como las diferencias en la concentración, muestra diferentes orígenes y volúmenes según el área analizada de la costa.  

«Las fuentes de contaminación son el uso de playas, la presencia de invernaderos y los emisarios submarinos de aguas aunque también hemos encontrado fragmentos procedentes de artes de pesca y fragmentos de pinturas de barcos/buques.Además, hemos identificado que las corrientes marinas también deben tenerse en consideración puesto que pueden transportar microplásticos desde o hacia fuentes lejanas”, explica el experto.

VÍDEO RELACIONADO: BOTELLAS QUE SE DESINTEGRAN SOLAS