Secciones

Actualidad Esto es lo que va a pasar con el ‘lago asesino’ de Huelva

El “lago asesino” acumula 80.000 metros cúbicos de dióxido de carbono y supone una amenaza para los habitantes de la zona

La localidad de Puebla de Guzmán (Huelva) podrá respirar tranquila después de que se haya llegado a un acuerdo para liberar un peligroso gas que supone una amenaza para los habitantes.

Los 80.000 metros cúbicos de dióxido de carbono que albergan el conocido como “lago asesino de Huelva“, desaparecerán mediante un sistema que permitirá extraer el gas del fondo del lago.

Hay que recordar que este verano la revista especializada ‘Science of the Total Environment‘, alertó del peligro que suponía un lago que se encuentra en La Corta Guadiana.  Con 80.000 metros cúbicos de dióxido de carbono en su interior, este lago de Huelva está considerado el único “lago asesino” de Europa.

¿Por qué se ha decidido extraer el gas?

El peligro de este lago está en la posibilidad de que el gas se liberase de golpe a la superficie produciéndose una nube letal que asfixiaría todo lo que se encuentre. Esto podría suceder por el derrumbe de un bancal o un pequeño sismo.

No sería la primera vez que ocurriera un desastre así, y es que una nube letal en los lagos Monoum y Nyos, en 1984 y 1986, respectivamente, le costó la vida a miles de personas.

El “lago asesino” tiene 17.500 metros cuadrados y una profundidad máxima de 68 metros. El gas está formado por las aguas ácidas producidas por la antigua actividad minera, abandonada en los años 80.

El lago tiene una cantidad suficiente de CO2 como para suponer una amenaza

Los expertos aseguran que hay una cantidad de gas suficiente como para ser peligroso y aseguran que en caso de liberarse el CO2 de golpe, se generaría una nube tóxica de cinco metros de altura.

Ahora se va a proceder a la instalación de una tubería de 50 milímetros que permitirá extraer el dióxido de carbono. Este sistema es el mismo que se ha utilizado como solución tras el desastre de los lagos de África, anclando en el fondo una tubería por la que se bombea el agua hasta la superficie.

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) instalará este sistema en los próximos días y tendrá un coste de 21.366,25 euros. Cinco meses después, los vecinos de Puebla de Guzmán terminarán con la amenaza del “lago asesino”.

VIDEO. ¡QUIEN ENTRA EN ESTE LAGO NO SALE!

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
      • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

        Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder