Secciones

Previsión Este lunes llega la borrasca Karine con un temporal de lluvia, viento y oleaje

Este fin de semana la borrasca Jorge y la borrasca León daban un giro radical a la estabilidad instaurada en el mes de febrero en nuestro país. Ambiente nuboso, precipitaciones y viento marcaban el comienzo de marzo.

Marzo comienza con una tónica bien distinta a la del mes de febrero. Este lunes una nueva borrasca bautizada como Karine se profundizará al nordeste de la Península para dar lugar a un temporal de viento, oleaje, lluvias e incluso algunas nevadas.

¿Dónde lloverá más?

El norte peninsular será la zona mas afectada por las precipitaciones.

No obstante, se esperan precipitaciones en todo el país salvo en el extremo sur y sudeste así como en las islas Canarias que quedarían al margen de esta situación. Por la tarde la situación tendería a remitir, disminuyendo la nubosidad y lluvias especialmente en el centro y sur peninsular.

Temporal de viento y mar

Los avisos de nivel naranja se encuentran activos en la sierra de Madrid por rachas de 120 km/h, el este de Castilla La-Mancha por 100 km/h, este de Andalucía, interior de Murcia, Baleares y Comunidad Valenciana por 90 km/h y Cáceres por rachas similares.

El aviso amarillo se encuentra activo en toda Castilla y León por rachas de unos 70 km/h el resto de la jornada, así como en Navarra, Aragón, resto de Castilla La Mancha, Madrid, interior de Cataluña, Badajoz y algunas zonas de las comunidades del Cantábrico.

Junto con el viento se espera una intensificación del temporal de mar con avisos de nivel naranja en el archipiélago balear por olas de hasta 4 metros de altura y de hasta 6 metros en el Cantábrico y norte de Galicia. En el Mediterráneo el oleaje estará entre los 2-4 metros.

Vuelve la nieve con la primavera climatológica

Se espera además que bajen las temperaturas máximas en toda la mitad norte y, junto con ellas la cota de nieve que en el norte se quedara en unos 600-900 metros y 1200 metros en el sur de la Península.

Se esperan acumulados de hasta 20 cm en el Pirineo aragonés por encima de 900 metros de altitud, unos 5 cm en el sistema Ibérico, unos 5-7 cm en el sistema central y montañas del interior de Galicia y 7 cm en la Cordillera Cantábrica.