Secciones

Actualidad ¿Estamos ante un nuevo récord mundial de alta presión? Se han medido 1094 hPa

Este suceso ha ocurrido en Mongolia, en la estación de Tosontsengel, a más de 1700 metros de altitud. A falta de que este dato sea verificado, parece que podría ser un nuevo récord mundial de altas presiones en la superficie de la atmósfera.

Este mismo observatorio tiene el actual récord de altas presiones, a finales del año 2004 se midieron allí 1089,1 hPa. Estos son valores reducidos al nivel del mar y, para hacernos a la idea de lo que supone, hay que tener en cuenta la presión estándar a nivel del mar es de 1013,25 hPa.

Ni borrasca es frío, ni anticiclón calor

Existe la creencia de que tener anticiclón es sinónimo de «buen tiempo» pero el concepto no es del todo correcto. La presencia de altas presiones sí que está asociada a tiempo estable; cuando se da en invierno en España son habituales las mañanas de niebla, las tardes de sol y las boinas de contaminación sobre las ciudades, pero también lleva implícitas las bajas temperaturas: el aire frío pesa más que el aire cálido; es decir, si la masa de aire que hay sobre la superficie es más fría, la columna de aire es más densa, más pesada y por tanto la presión que ejerce es mayor.

Los anticiclones continentales muy estacionarios son responsables de que en estas zonas el invierno sea muy gélido.

La zona de Mongolia donde se ha registrado este posible nuevo récord de altas presiones se caracteriza por sus bajas temperaturas: estos días los termómetros han rondado allí los -45ºC.

¿Cuál es la presión más baja que se ha registrado?

Los datos de presiones atmosféricas más bajas se corresponden con medidas en el centro de sistemas tropicales como tifones o huracanes. Según la Organización Meteorológica Mundial, el récord mundial de bajas presiones al nivel del mar fue 870 hPa (estimado) en octubre de 1979 en el ojo del tifón Tip, en el oeste del océano Pacífico.

La medida se realizó adentrándose en el ojo del tifón con una aeronave a 1900 metros de altitud, donde sólo se registraron 700 hPa, cuando en la atmósfera «normal» o media» a ese nivel son unos 800 hPa (la presión disminuye con la altura pero no de forma lineal).
Para este récord de baja presión no se han tenido en cuenta los tornados, que son fenómenos de baja presión pero de menor escala.