Secciones

Actualidad, Consejos Esta es la razón por la que no deberías rastrillar las hojas en otoño

La presencia de hojas en el suelo en parques y jardines cumple una serie de funciones que forman parte del ciclo natural. 

Una de las estampas más habituales del otoño muestra los parques y jardines, tanto públicos como privados, cubiertos de las hojas que se han caído de los árboles. Estas hojas en muchas ocasiones se rastrillan para retirarlas del suelo. Sin embargo, esta acción puede no ser necesaria en muchas ocasiones. 

hojas-caidas-otono-rastrillar-ventajas-consejos

Por ejemplo, mantener la cobertura de las hojas ayuda a mantener la humedad, reduce la erosión del suelo y al descomponerse se convierten en un fertilizante natural, reduciendo así el uso de productos artificiales. Así, se favorece el mantenimiento natural de la vegetación propia de un área concreta. 

Las hojas caídas tienen numerosas ventajas en parques y jardines

Asimismo, también protegen del frío a las raíces de plantas y árboles lo que evita su congelación y reduce el daño que las bajas temperaturas puede realizar a ciertas partes de las plantas. Es más, con el paso del tiempo, esas hojas desaparecerán por sí mismas y para la primavera o verano que viene habrán desaparecido por completo. 

Beneficios de mantener las hojas

Por otro lado, al mantener las hojas, se conforma un entorno con unas condiciones únicas y de humedad que evitan la exposición directa de las bajas temperaturas por lo que se convierte en un hábitat ideal para insectos y ciertos animales que utilizan esta cobertura para resguardarse, manteniendo la diversidad de la zona. 

hojas-caidas-otono-rastrillar-ventajas-consejos 1

Además, estas especies sirven de alimento para otros animales como aves que tienen en estos insectos una de sus principales fuentes de alimento durante esta época del año.  Del mismo modo, la cobertura de hojas también sirve de herbicida natural ya que estas condiciones que se crean impiden el crecimiento de malas hierbas. 

Por último, hay que recordar que en los últimos años existe una tendencia en el mantenimiento de parques y jardines públicos que se basa en “imitar” a los bosques en la medida de las posibilidades dentro de un entorno urbano.

En concreto, estas actuaciones se basan en recoger las hojas, pero no retirarlas, sino colocarlas en las zonas con mayor concentración de árboles o en los propios alcorques para aprovechar todos los beneficios que tienen las hojas caídas durante el otoño.