Secciones

Deportes ¿Esquí alpino o de fondo?

Con la llegada del invierno se abren las puertas a numerosos deportes que solo podemos practicar con nieve. El deporte estrella es el esquí, sin embargo, hay varias modalidades, siendo las más destacadas el esquí de fondo y el esquí alpino. Este último es sin duda el más conocido, sobre todo en nuestro país. Consiste en deslizarse por la ladera de una montaña, por lo que el objetivo es únicamente descender. Normalmente esa ladera se ha subido previamente a través de un remonte en estaciones de esquí. Por su parte, el esquí de fondo consiste en desplazarse de un lugar a otro sin necesidad de remontes.

Esquí alpino: Consiste en descender montañas con la única ayuda de los esquíes. Apareció en España poco antes de 1910. En los años treinta se crean pequeños grupos de aficionados que practican el esquí en las estaciones de La Molina, Navacerrada, Nuria, Candanchú, Pajares y Sierra Nevada. El material a utilizar es similar al de esquí de fondo. En este caso las botas se sujetan a los esquís por la puntera y el talón y en caso de caída se desenganchan de la bota para evitar lesiones.

Esquí de fondo o nórdico: Esta modalidad de esquí consiste en ir caminando por la nieve largas distancias. Se realiza en terrenos llanos u ondulados, a diferencia del alpino que se hace en pendientes más acusadas. Se practica con el talón suelto en todo momento para permitir el movimiento arriba y abajo en la zancada. Además, los esquíes son mas finos y largos y la bota es más ligera. Se trata de una actividad aeróbica muy saludable y que nos permite practicarlo en cualquier entorno natural con nieve y sin necesidad de aglomeraciones. También hay que destacar que el riesgo de lesiones es muy inferior al esquí alpino por la escasa inclinación de las pendientes. Además, se alcanza poca velocidad, por lo que en caso de caída el daño será insignificante. La libertad de movimiento de los talones en la fijación es un punto a favor también para evitar lesiones.

Este deporte es muy practicado en los países del norte de Europa durante el invierno. Incluso en las ciudades es un medio de transporte más y nos permite desplazarnos con facilidad los días de nieve. El hecho de no necesitar remontes hace que sea mucho más económico que el alpino y prácticamente cualquier persona lo puede practicar.

Ropa recomendada para ambas modalidades

En general, la ropa es muy similar independientemente de la modalidad que vayamos a practicar. Es recomendable llevar mallas y un pantalón impermeable, camiseta transpirable, forro polar y abrigo impermeable. No es aconsejable llevar camiseta de algodón, ya que es más fácil que se moje con nuestro sudor y enfriarnos el cuerpo. Tanto en el esquí alpino como en el de fondo es vital el uso de guantes y gafas de sol.

Una diferencia es que en el esquí alpino pasamos la mitad del tiempo en los remontes, por lo que podemos quedarnos fríos. De esta forma, es recomendable llevar más capas y ponérnoslas hasta comenzar a bajar. El esquí de fondo es más cansado al no tener remontes con los que ahorrarnos las subidas. Por ello, podemos prescindir de alguna capa de las mencionadas anteriormente.

¿Con qué modalidad te quedas?

Sígueme en Twitter: @DeportesTiempo