Secciones

Actualidad ¿En qué se diferencia esta DANA de la del pasado septiembre 2019?

Esta semana son protagonistas las lluvias intensas en algunas zonas de nuestro país. Pero ¿serán tan fuertes como las asociadas a la DANA del pasado mes de septiembre?

Este martes y miércoles tendremos lluvias muy intensas en algunas regiones. Ya se ha activado el aviso de nivel rojo en el norte de Cataluña y muchos se preguntan si esta DANA provocará efectos tan adversos como la del pasado mes de septiembre. Analizamos las diferencias entre una y otra.

Por cantidades previstas y alcanzadas

En el episodio de septiembre se superaron los 400 litros por metro cuadrado en al menos 6 estaciones de la Comunidad Valenciana y los 100 litros por metro cuadrado en al menos 47 estaciones de la red de AEMET.

Cantidades previstas por el modelo del centro europeo en la dana de septiembre a día 10 de dicho mes

En muchos lugares del sudeste fue un temporal sin precedentes en los últimos cien años. Se batieron récords en Murcia, Alicante-Elche aeropuerto o Almería aeropuerto.

En el episodio de este octubre se prevé superar los 250l/m2 en Cataluña, y se pueden superar 150 mm en Valencia, Baleares y Cantábrico oriental. De momento hoy a las 14h se han alcanzado los 80mm en zonas de Valencia.

Por zonas: del sudeste en septiembre al nordeste en octubre

En el episodio de septiembre la zona mas afectada fue el sudeste y en este caso la región mas afectada será Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana y Baleares, así como el Cantábrico oriental el miércoles.

Este octubre la DANA se ha formado sobre el oeste- suroeste peninsular moviéndose hacia el Mediterráneo, pero evolucionando hacia una borrasca en superficie.

Esto quiere decir que no mantendrá su estructura de DANA en todo el episodio. Para poder entenderlo debemos ir más allá y partir de la definición de DANA.

Una DANA es una Depresión Aislada en Niveles Altos, es decir una borrasca aislada en las capas medias y altas de la atmósfera. Esto ocurre porque la corriente en chorro se ondula, hasta que acaba “estrangulándose” y dando lugar a un embolsamiento de aire frío —de ahí que antes se llamará a las DANAs gotas frías.

Ese aire frio en altura, o baja presión en altura no tiene porque tener reflejo en superficie, pero en este caso si lo hará evolucionando a borrasca en superficie. Esto no quiere decir que las lluvias no sean igual de intensas, tenemos vientos de levante aportando humedad y que están haciendo que se produzcan lluvias muy fuertes, sino que el proceso meteorológico de formación es diferente.

También hay que añadir que en septiembre el agua del Mediterráneo se encontraba muy caliente después del verano, factor que ayuda a la creación de tormentas mas potentes en la zona.

En septiembre se crearon trenes de tormentas y sistemas convectivos mesoescalares que son básicamente agrupaciones de tormentas que pueden durar horas.

Ambas situaciones muy adversas vinculadas a la DANA que hicieron, junto con la orografía y el viento que la situación fuera dramática en el sudeste.

Localización de la DANA del mes de septiembre de 2019

La DANA de septiembre llevo asociado fuertes vientos en altura y vientos del este en superficie que aportaban humedad a las tormentas.

En este caso, en octubre, esta DANA no tendrá tanto flujo de aire húmedo en altura tan intenso como la de septiembre ni tampoco el aire frio en altura ejercerá tanto contraste con el de superficie.