Secciones

Cambio Climático En China la contaminación se dispara tras el confinamiento por coronavirus

Los niveles de contaminación aumentan a la vez que el país asiático se plantea construir nuevas centrales de carbón

Hace solo unas semanas empezábamos a ver mapas y fotografías mostrando la reducción de la contaminación debido al confinamiento por el coronavirus en medio mundo. Primero fue en China, luego en el norte de Italia y otras zonas de Europa, y así progresivamente hasta llegar a muchos otros países.

Sin embargo, estos últimos días, empezamos a ver como la situación ha empezado a revertirse en China, donde las concentraciones de gases contaminantes como el dióxido de nitrógeno (NO2) y de carbono (CO2), empiezan a resurgir

China es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero en el mundo, y el dióxido de carbono, entre otros gases, está en lo alto de su lista de emisiones. Pero el cierre casi total de muchas actividades industriales estas últimas semanas, había ayudado y mucho a reducir su contribución al calentamiento global y a mejorar la calidad de su aire, salvando miles de vidas. 

A medida que la industria china va recobrando el pulso, los niveles de los principales contaminantes empiezan a ser de nuevo alarmantes.

Los datos de gases derivados del tráfico y la industria como el dióxido de nitrógeno (obtenidos con el sistema de monitoreo del satélite Sentinel-5) muestran un aumento en las provincias más industriales de China estas últimas semanas. 

Algo que sin embargo, no está ocurriendo en otras zonas del mundo donde muchas actividades siguen paradas y continua el confinamiento de gran parte de la población. En España por ejemplo, grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia han visto una reducción de los niveles de NOque oscila entre el 65 y 80 por ciento

Concentraciones de NO2 (dióxido de nitrógeno) durante periodos similares de 2019 y 2020. Sin (arriba) y con coronavirus y el consiguiente confinamiento (abajo). Fuente: Sentinel-5 ESA

Mientras, China vuelve poco a poco a la normalidad, y con ella, vuelven los contaminantes, los problemas de salud relacionados con ellos y el aumento del efecto invernadero que provoca importantes cambios en el clima terrestre. 

Expertos en calidad del aire, cambio climático y salud, muestran su preocupación porque ven como esta vuelta a la vida pre-coronavirus, buscando la recuperación económica global, puede suponer volver a un escenario peor que el de antes en materia de contaminación. En otras ocasiones, cuando hemos vivido importantes crisis económicas como la de 2008 o 2001, las medidas adoptadas no fueron nada positivas en materia de medio ambiente. 

En otras ocasiones, durante importantes crisis económicas, las medidas adoptadas no fueron nada positivas en materia de medio ambiente

Los expertos abogan por cambiar esa tendencia, porque aunque en el pasado las crisis económicas nunca han supuesto una mejora en la situación medio ambiental, ahora nos enfrentamos a otra gran crisis que tiene varios frentes. Hay que lidiar con la contaminación atmosférica y su impacto sobre millones de personas cada año. También necesitamos seguir luchando a un ritmo si cabe más intenso, contra la emergencia climática que nos afecta desde hace décadas y que solo irá en aumento.

Concentración de dióxido de azufre sobre China a finales de diciembre 2019 antes del confinamiento. Fuente: Sentinel-5 ESA
Concentración de dióxido de azufre sobre China a principios de febrero 2020 durante el confinamiento. Fuente: Sentinel-5 ESA
Concentración de dióxido de azufre sobre China a mediados de marzo 2020 saliendo ya del confinamiento. Fuente: Sentinel-5 ESA

China tiene en su agenda más reciente un plan para construir un buen número de centrales de carbón que estimulen su economía. Un proyecto que va muy en contra de lo que intentan la mayoría de los países del mundo, reducir los gases de efecto invernadero para limitar el calentamiento global a 2oC. El caso de China es solo el primero de muchos otros que llegarán durante los próximos meses, a medida que muchos otros países, hasta ahora cerrados a cal y canto, vayan relanzando sus economías. 

Cambio climático a parte, no hay que olvidar que el aire contaminado también puede agravar la salud de aquellas personas infectadas con el coronavirus, y aún no sabemos si habrá una segunda parte a esta pandemia dentro en unos meses aunque sea más leve. Además, a largo plazo preocupa y mucho que la contaminación, se cobre la vida de millones de personas. Una situación que solo puede agravarse año tras año si no empezamos a plantear nuestra forma de vida de manera diferente. 

VÍDEO RELACIONADO: LA CALIDAD DEL AIRE HA MEJORADO, PERO ¿QUÉ PASARÁ CUANDO SE ACABE LA PANDEMIA?