Secciones

Cambio Climático Estos son los países que más han reducido sus emisiones de CO2

España ocupa el cuarto puesto en la lista de estados que más han reducido las emisiones de gases contaminantes gracias a las condiciones climatológicas.

Alemania, México, Francia, España, Italia y Arabia Saudí son los países que más han reducido sus emisiones de CO2 y otros gases contaminantes en el último año. Una reducción conseguida en gran parte por el incremento, la producción y la inversión en energías renovables, según destaca el informe Índice de Economía Baja en Carbono 2019 elaborado por la consultora PwC.

No obstante, a pesar de que la reducción de la contaminación siempre es una buena noticia, el ritmo se ha ralentizado en el último año. En concreto, a nivel global, las emisiones de gases contaminantes han aumentado un 2%, la cifra más alta en los últimos ocho años. 

“Después de cuatro años de avances moderados, el ritmo de transición hacia una economía baja en carbono se ha ralentizado en 2018. A pesar de las mejoras en el uso de las energías renovables, la brecha entre los objetivos fijados en el Acuerdo de París y el ritmo de reducción de emisiones sigue creciendo”, apuntan los autores del informe. 

Por ejemplo, según los datos recogidos, el pasado año el consumo de energía renovable en el planeta se incrementó en un 7,2%, el mayor ritmo de crecimiento desde 2010, pero a día de hoy sólo supone el 12% de la energía total. 

España, menos contaminante gracias al clima

En lo referente a España, el informe detalla que nuestro país ha disminuido de forma notable las emisiones de CO2 y otros gases hasta alcanzar un 4,1%, lo que supone ser el cuarto país que más ha reducido la contaminación de su economía de los países que conforman el G20. No obstante, no hay que bajar la guardia ya que, según los autores de este documento, la reducción se debe en parte a las condiciones climatológicas

Rusia, Argentina o India han incrementado sus emisiones de CO2

Así, las particularidades climáticas del 2018 en España han permitido incrementar en un 87% la energía hidráulica con respecto a años anteriores y un 3% la energía eólica, así como reducir en un 17% el consumo de carbón para producir electricidad.

“A pesar de la mejora, España se sitúa muy lejos de su objetivo de reducción de emisiones para el 2030 y no podemos sentirnos satisfechos de que las emisiones de CO2 se reduzcan fundamentalmente porque las condiciones climatológicas acompañen”, asegura Pablo Bascones, Socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC en España en un comunicado. 

Es por ello, que los autores abogan por conseguir “el gran reto” de la descarbonización también en los momentos en los que las condiciones climatológicas no sean favorables y en otros ámbitos de la economía como el transporte, el sector residencial o en el agrícola.

En la sección de Calidad del Aire de Eltiempo.es se puede consultar el estado y la evaluación ambientan de la atmósfera y el ambiente de cada ciudad.

Reducción insuficiente de la contaminación 

La parte negativa del informe señala que tanto el carbón, el gas natural y el petróleo son todavía las principales fuentes de energía y aglutinan el 75% del incremento de la demanda. Es más, el carbón y el gas han aumentado su presencia en los últimos años.

Una de las minas de Svalbard dónde durante décadas trabajaron mineros extrayendo carbón. Algunos de ellos fueron enterrados en el permafrost. Imagen: Pangea The Travel Store

Además, debido al incremento económico global, empujado principalmente por las primeras economías y países emergentes, en el último año se incrementado la demanda de energía de industrias como el acero y la construcción lo que ha fomentado el uso del petróleo y el carbón para producir electricidad. Tanto es así, que países como Rusia, Argentina o India no solo no han reducido sus emisiones de CO2 y otros gases, sino que las han incrementado. 

De continuar con estos ritmos, los objetivos fijados en materia medioambiental y de reducción de emisiones de CO2 por parte de los países y a nivel global no se alcanzarán. Es más, según las estimaciones de PwC , el ritmo medio de descarbonización necesario para cumplir con los compromisos nacionales de los países del G20, de aquí al 2030, debería ser del 3% anual, cuando la media es de 1,6%. 

España ha disminuido las emisiones de CO2 y otros gases en un 4,1%

“En 2019, un grupo de países ha revisado sus objetivos de reducción. El Reino Unido se ha comprometido a convertirse a una economía con cero emisiones en 2050 y la Unión Europea está empezando a dar señales de que irá por el mismo camino. Sin embargo, cada año que pasa, la posibilidad de cumplir con los Acuerdos de París se complica”, apuntan desde la consultora. 

Previsión de futuro en emisiones

Sin embargo, el informe también detalla que los próximos años se espera que sean los de “una mayor ambición climática” ya que en este 2019 ha supuesto un punto de inflexión en cuanto a conciencia social se refiere.

Por ejemplo, varios países, incluidos el Reino Unido, Francia, Canadá e Irlanda, han declarado una ‘emergencia climática’ en parte de sus territorios. “Esperamos que muchas economías importantes publiquen planes para mejorar sus objetivos para 2020 y los analizaremos en el período previo a las COP 25 y 26”, concluyen los autores del informe.