Secciones

Cambio Climático El problema de la calidad del aire: objetivo prioritario de la COP25

La OMS propondrá en el marco de la COP25 acciones tajantes para solucionar el problema de la calidad del aire

La 25 Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de (COP25) calienta motores. Siguen culminándose detalles de la organización, que finalmente será en Madrid, cerrándose asistentes y agendas de trabajo.

Son muchos los frentes abiertos a los que se enfrentarán los representantes de los 200 países congregados a esta cita, en la que se abordarán algunos de los principales problemas a los que se enfrenta nuestro planeta en materia climática.

Entre ellos ya sabemos que uno de los focos prioritarios de esta COP25 será la salud. En concreto, el efecto que está teniendo la mala calidad del aire en nuestra salud.

El problema de la contaminación del aire lo pondrá sobre la mesa de la COP25 la OMS.

Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tendrá un papel decisivo en la celebración de esta Cumbre del Clima, que se centrará en la relación entre cambio climático y salud humana.

El papel de la OMS: cambio climático y salud humana

Como Agencia de Salud de la ONU, la OMS tiene una fuerte participación en la cumbre. En la COP23 de 2018 en Bonn, la OMS y la Presidencia de la COP23 lanzaron una Iniciativa especial sobre cambio climático y salud en los pequeños estados insulares en desarrollo.

En la COP25, la OMS propondrá acciones tajantes para solucionar el problema de la calidad del aire que afecta a millones de habitantes

En la COP24 de 2019 en Polonia, la OMS y la comunidad mundial de la salud presentaron el informe especial COP24 sobre Salud y Cambio Climático.

En la COP25, la OMS presentará los compromisos sobre salud que surgieron de la Cumbre de Acción Climática de la ONU en Nueva York. Más de 53 gobiernos nacionales y 87 gobiernos regionales, que en conjunto representan a más de mil millones de personas, ya han firmado el compromiso, prometiendo así proporcionar a sus ciudadanos aire limpio.

Son compromisos económicos que plantean ampliar la financiación de los sistemas de salud en relación con el cambio climático y la calidad del aire.Durante la COP25, la OMS tiene previsto lanzar una nueva serie de perfiles de países en los que la salud de sus habitantes se ve afectada por el cambio climático.

También se iniciará una encuesta global sobre salud y cambio climático, para rastrear el progreso de indicadores clave, utilizados por más de 100 gobiernos del mundo.