Secciones

¿Sabías que...? El origen del refrán “en abril, aguas mil”

La sabiduría popular y la tradición oral han definido al cuarto mes del año, en plena primavera, como una época propicia para las lluvias

El origen del refrán en abril, aguas mil, está en la agricultura

El comienzo del año ha sido muy húmedo y este inicio de abril se espera que continúe con las precipitaciones. Un mes que según la tradición oral suele tener lluvia moderada y fundamental para los campos.

La sabiduría popular tiene como protagonista al mes de abril en multitud de contextos, la mayoría referidos a la climatología, a la meteorología, las precipitaciones y la agricultura. El más popular de ellos es sin duda el refrán  En Abril, aguas mil, pero ¿de dónde viene este dicho?

Origen del refrán “En abril, aguas mil”

“El tema de los refranes es inagotable pero, por eso mismo, las respuestas no son fáciles. Los refraneros empiezan a publicarse como tales desde el comienzo de la imprenta, por tanto habría que acudir a las más antiguas colecciones para ver de qué siglo proceden”, indica a Eltiempo.es Joaquín Díaz, director de la Revista Folklore, residente Titular Honorífico de la Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid y Doctor Honoris Causa por el Saint Olaf College de Estados Unidos.

Los refranes son  frases en “que se condensa la sabiduría popular” , y numerosos se refieren a la lluvia y la cosecha 

“Las “consejas” medievales son, al menos en castellano, la primera fuente de consulta aunque muchas de esas consejas proceden ya de expresiones latinas”, detalla Díaz.

En el siglo XVI,  el libro “Teatro universal de proverbios” de Sebastián de Horozco,  dramaturgo español del siglo de Oro, realizaba una recopilación de más de 3.000 refranes en los que se incluía este de En abril, aguas mil y sus variaciones. Por tanto, se deduce que era un proverbio ya habitual y de uso común antes del siglo XVI.

La importancia para los campos

Además, en un artículo de la revista Folklore en 1985, escrito por la investigadora Juliana Panizo Rodríguez, lingüista y pedagoga se explica que los refranes son  frases en “que se condensa la sabiduría popular, y así nada tiene de particular que en Tierra de Campos sean numerosos los que se refieren a la lluvia, ya que de ella depende la abundancia o escasez de las cosechas”.

En este artículo, la autora incluye también una selección “de viva voz” de refranes recogidos en el partido judicial de Medina de Rioseco, en Valladolid, con alusión directa a las precipitaciones. A continuación se muestra una pequeña selección de algunos de ellos:

  • Agua del cielo, el mejor riego.
  • Agua de nube, a unos los baja y a otros los sube.
  • Agua de enero, todo el año tiene tempero.
  • Agua de febrero, mejor que de enero.
  • Agua de febrero, año cebadero.
  • Aguas de abril y heladas de mayo aseguran el año.
  • Abril mojado, de panes viene cargado.
  • En abril aguas mil, y en mayo cada día un baño.
  • Marzo cada gota quita un cuarto, y en abril cada gota da mil.
  • Lloviendo el día de Santa Bibiana, llueve cuarenta días y una semana.
  • Gran calma, señal es de agua.
  • Junta de moscas al sol, o de mosquitos al oscurecer, avisan que a llover.
  • Las aguas marceras, son muy hierberas.
  • Las aguas de abril, todas caben en un barril.
  • Espero que el refrán se cumpla….por el bien de todos!!!

    Responder
  • Eso es època de mis abuelos….que no se manipulaba el clima, llevamos muchos años sin caer una gota.
    Saludos.

    Responder